Llega Vitor Roque, la esperanza de gol del Barça

Redacción

Día uno de la etapa de Vitor Roque como jugador del FC Barcelona. El delantero brasileño, de 18 años, que se ha comprometido hasta junio de 2031, aterriza este miércoles por la mañana en el Aeropuerto de El Prat, en un vuelo directo procedente de Sao Paulo. Y, sin tiempo de aclimatación meteorológica y al nuevo huso horario, el jueves ya se ejercerá por primera vez junto a sus nuevos compañeros y bajo las órdenes de Xavi Hernández, que ha bendecido su incorporación en este mercado invernal.

96272190

‘Tigrinho’ se incorpora a la disciplina blaugrana en unas condiciones muy distintas a la que se preveía a principios de julio, cuando su entonces club, el Athlético Paranaense, llegó a un acuerdo de traspaso con el Barça, por 30 millones de euros más variables.

Esta fue la primera operación que dirigió Deco como máximo responsable de la dirección deportiva del club. En un momento de estrecheces financieras, ejecutivo luso-brasileño no dudó en cerrar con uno de los delanteros más prometedores del fútbol sudamericano, mientras el Real Madrid ya había cerrado meses atrás a Endrick (Palmeiras), por 35 millones de euros más bonus.

Vitor Roque, que en marzo debutó con la Seleçao principal, siempre fue catalogado como un fichaje de club, una apuesta deportiva a medio plazo, teniendo en cuenta que, por su juventud, los técnicos siempre han creído que necesitará de un período de adaptación al club, a la forma de jugar del Barça y al fútbol español y europeo.

Vídeo ID:
91420197

El plan inicial fue anticipar su llegada ahora al Barça para que, sin presión alguna, pudiera crecer bajo la tutela de Robert Lewandowski, el ‘9’ titular, y uno de los grandes goleadores del fútbol mundial en la última década.

Sin embargo, la falta de puntería en la definición, que según el diagnóstico (quizás un poco simplista) de Xavi es el principal problema del Barça actual, ha cambiado por completo el escenario para el nuevo refuerzo blaugrana.

Y ‘Tigrinho’ viene con la esperanza de mejorar ya los registros ofensivos de un Barça que no carbura en el tercio final: solo es el cuarto equipo realizador de la Liga (ha hecho 34 dianas), empatado con el Ath. Bilbao, y superado por el súper Girona de Míchel, el Real Madrid e incluso el Atleti del Cholo Simeone.

La presión, pues, ha aumentado demasiado en torno al joven ariete a quien el barcelonismo, quizás de forma equivocada y precipitada, le pedirá goles desde un primer momento, y más teniendo en cuenta que, en enero, se juegan dos títulos, la Supercopa de España, en Arabia, y las fases decisivas de la Copa del Rey.

La guerra fría entablada entre Xavi y Lewandowski tampoco ayuda en nada a Vitor Roque, porque indirectamente se le exigirá más. Que el polaco esté muy lejos de una versión aceptable para el Barça no es una buena noticia para el brasileño se mire por donde se mire.

Vídeo ID:
91214242

Además, la bronca del técnico catalán a su equipo, que desveló el mismo Xavi en la rueda de prensa posterior al partido contra el Almería, ha subido el nivel de tensión interna y evidencia que, deportivamente, el Barcelona está distante de su punto ideal de forma y rendimiento.

Y, en esta tesitura, Vitor Roque se incorpora en un vestuario mordido, con el cuerpo técnico exigiendo un punto de inflexión para encarar la fase decisiva de la temporada con opciones reales de luchar por los grandes títulos. La realidad es que, desde septiembre, el equipo no ha sido incapaz de transmitir que es un candidato a tener en cuenta para revalidar los títulos alcanzados la temporada pasada y para hacer algo digno en la Champions.

El reto de recuperar el ritmo de competición

El último partido de Vitor Roque con el Ath. Paranaense fue el 3 de diciembre cuando jugó 83 minutos en el triunfo contra el Santos (3-0) en Curitiba. Desde que se recuperó de la lesión en los ligamentos del tobillo derecho, que lo dejó KO durante dos meses entre finales de septiembre y noviembre, ‘Tigrinho’ participó solo de tres encuentros con el ‘Furacao’, en los que contabilizó 155 minutos en el Brasileirao y marcó un tanto

El delantero brasileño se incorpora al Barça falto de minutos de competición, lo que puede afectar a su ritmo de juego cuando se estrene con la camiseta blaugrana, aún sin un dorsal definido.

  • Categoría de la entrada:Deportes