Los alemanes acaban de descubrir la «guerra de las toallas» en las playas españolas. Y no les ha gustado mucho

Tecnología

Los alemanes acaban de descubrir la

Llega el verano y, como muchas otras cosas, llega también la encarnizada batalla por las tumbonas de la playa y la piscina. En Mallorca, cada mañana, se produce un desembarco de Normandía, casi literal, un Día D en el que el único objetivo a conquistar es un lugar donde pasar el día tomando el sol. Un enfrentamiento casi cultural entre naciones por lo que se ha convertido en el más preciado bien de cualquier turista que se precie: una hamaca.

A las 8:00 de la mañana ya no queda ninguna libre ni en la playa ni en las piscinas de los hoteles de la capital balear. ¿Por qué? Porque como si fueran las rebajas, decenas de turistas se han amontonado a las puertas de las piscinas de los hoteles para entrar pitando y conseguir la mejor tumbona.

No es algo exclusivo de Mallorca. Hace unos días se viralizaba un vídeo en TikTok en el que se mostraba una salvaje carrera en un hotel de Tenerife cuando la piscina abrió sus puertas a las 7:59. Se podía ver incluso a algunos huéspedes desenfrenados tirando sus toallas por el aire para asegurar su lugar. Una jungla donde sólo sobrevive el más rápido.

O el más inteligente. Para sorpresa de los alemanes y británicos que se dejan ver por las costas españolas, hay una nueva táctica en juego. La lucha por las tumbonas en los resorts vacacionales ha alcanzado una nueva dimensión. Y es el hecho de ir a las 6 de la mañana, dejar tu toalla y tu sombrilla en una tumbona o en un punto concreto de la playa o la piscina y volverte a dormir. Lo que a nosotros nos suena a picaresca,  esto para los alemanes, claro está, es una aberración.

Tal y como se puede ver en varias imágenes tomadas por turistas incrédulos, una cola de toallas se origina cada mañana a las puertas de las piscinas mallorquinas. Tanto en este artículo del medio alemán T-online como este del diario británico Mirror, se relata cómo en el complejo vacacional de Camp de Mar los huéspedes luchan con sus toallas para estar en primera fila antes incluso de que abra la zona de baño.

Cristian Bilbao, usuario de Twitter, resume bien otra escena: «Piscina medio vacía, 100% de hamacas «ocupadas». Ha mandado el socorrista a todos a su sitio y ha quitado las toallas y puestas en un montón en el suelo las que no tenían dueño porque solo estaban allí para reservar sitio.  ¡Ovación general bien merecida de los presentes!»

Agresiones y peleas por estar en primera fila

Artículos de algunos medios locales que parecen sacados de El Mundo Today relatan cómo esta guerra de hamacas a veces se salda con víctimas. Es el caso del club militar de Es Fortí de Palma, donde la vecina María Camps Niell sufrió una agresión. «Quién me iba a decir que a mis 69 años de edad acabaría ingresada en el hospital por culpa de una tumbona de piscina», explicaba.

Según consta en la denuncia interpuesta ante la Policía, la víctima estaba con unas amigas en la piscina sentadas en unas sillas y tras comprobar que había unas tumbonas que llevaban mucho tiempo vacías se fueron a por una de ellas. «Con mucho cuidado cogí la toalla que estaba sobre la hamaca, la coloqué sobre la otra y me la llevé arrastrando. Tiempo después apareció un matrimonio enfurecido», relataba.

Todo esto está llevando a que los hoteles cierren a cal y canto las piscinas antes de la hora de apertura e incluso contraten a personal de seguridad para que retiren las toallas que se dejan en la piscina y se encarguen de que no se produzcan estos altercados. En muchos complejos turísticos se está volviendo más popular la reserva de tumbonas a cambio de una tarifa, aunque el problema suele darse en las instalaciones de menor tamaño, donde no existe esta modalidad.

El conflicto es claramente cultural. Pero lo que sucede en otros continentes es aún más demencial. En Tailandia es común que los ciudadanos pongan sus zapatos en fila frente a los mostradores de las instituciones para evitar estar de pie durante mucho tiempo hasta que finalmente los llaman. Aunque en los bancos esto ha sido reemplazado por una asignación de turnos por números, sigue siendo una práctica muy común en el país asiático.

Imagen: Andy Comfort (Twitter)

En Xataka | El «desayuno en España» está siendo idealizado por otros países en redes sociales. La respuesta de España: no


La noticia

Los alemanes acaban de descubrir la «guerra de las toallas» en las playas españolas. Y no les ha gustado mucho

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albert Sanchis

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología