«Mi relación con Xavi es especial, quiero seguir mucho tiempo a su lado»
En este momento estás viendo «Mi relación con Xavi es especial, quiero seguir mucho tiempo a su lado»

Redacción

Un melón por abrir. Una personalidad por descubrir. Ousmane Dembélé, uno de los grandes enigmas del vestuario del Barça, nos deja intentar descifrarle. El galo, una de las sonrisas de este nuevo Barça de Xavi, se va soltando y deja a un lado su timidez para brindarnos un sinfín de respuestas. Y de titulares.   

Qué buena pinta tiene esto, Ousmane…

Creo que hemos empezado muy bien. Hay muchos jugadores jóvenes, muy buen ambiente en el vestuario y es bueno para el equipo. Me parece que en el campo lo vamos a disfrutar; los nuevos se han adaptado muy bien, todo el mundo está contento y preparado para ganar títulos.

Imagino que Xavi tiene buena parte de culpa en este buen rollo. Desde su llegada te ha elogiado y defendido a ultranza. 

Mi relación con Xavi es muy buena y especial desde el primer minuto, conectamos. Siempre lo digo, la verdad, Xavi también, me gusta mucho como persona y entrenador. Desde Thomas Tuchel no tenía un entrenador así. 

¿Qué te pide? ¿Recuerdas lo primero que te dijo?

Xavi habla mucho conmigo en los entrenos, está muy pendiente y me da muchos consejos para mejorar. Lo primero que me dijo Xavi es que era muy buen jugador, pero que tenía que mejorar la mentalidad. Que tengo talento, pero que tengo que trabajar mucho para el equipo. Que ya tenía el regate, las dos-tres acciones que hacía bien, pero que tenía que marcar más goles y dar muchas más asistencias. 

Que fueras más completo, vaya.

Quería que fuera mucho más completo, sí. Fuera del campo tampoco me pedía nada porque no me conocía bien. En los primeros dos meses él ha visto que yo era una persona sencilla, normal, tranquila. Él solo había oído cosas de mí en la prensa. Y no eran precisamente buenas (risas). 

¿Cuáles fueron las claves para que decidieras quedarte?

Sin duda, Xavi ha sido clave para seguir. También el presidente, hablo mucho con los dos. Estoy bien. Todo el mundo está contento ahora.

Imagen de la entrevista con Dembélé

| Javi Ferrándiz

Hace más de nueve meses que no te lesionas. ¿Has pasado página definitivamente a esa etapa?

Los inicios en Barcelona fueron muy difíciles, los tres primeros años sobre todo. Con las lesiones, los partidos, un día bien y otro mal. Creo que es la vida, en 2017 tenía 20 años. Tenía que aprender mucho, llevaba apenas un año y medio en el fútbol profesional con el Rennes y el Dortmund. Era muy joven y ahora, con 25, me noto más maduro, más tranquilo.

¿Qué explicación tiene ese via crucis que viviste?

Las lesiones venían porque a los 20 años no trabajaba como ahora. Y si quieres ser un gran jugador, hay que trabajar. Tu talento no es suficiente. Antes no lo sabía, pero ahora veo que es fundamental trabajar dentro y fuera del campo”.

¿Llegaste a generar un pánico a lesionarte? 

Llegué a tener un poco de miedo, sí. A pensar que en cualquier momento me podía lesionar. Todo cambió con la llegada de Koeman, tuve creo una lesión en el isquio y generé mucho miedo. Luego todo cambió, todo fue a mejor. 

El momento del ‘click’.

Eso es. El ‘click’ fue después de esa lesión, cuando llegó Koeman. Trabajé mucho para evitar tener las lesiones. Empecé a jugar, creo que fueron 46 partidos esa temporada. Hablar con los preparadores, con el mío personal. Es ahí cuando me dijeron que si no trabajaba me seguiría lesionando y no iba a disfrutar del fútbol. 

¿Y qué has cambiado desde entonces en tu día a día?

Ahora tengo un preparador físico, que habla con los del Barça, con Ivan Torres. Trabajo por la mañana y tengo ejercicios después del entrenamiento para fortalecer los isquios y demás…Hay muy buenos fisios en el Barça. Trabajo mucho con Carlos (Nogueira) y con mi preparador físico. 

¿Dirías que se ha sido injusto contigo, Ousmane? Desde el entorno, la prensa…

No quiero opinar mucho de si se ha sido injusto o no, si se me ha criticado demasiado. Estoy concentrado en el ahora, en rendir bien en el campo. Las críticas son la vida, no puedes satisfacer ni gustar a todo el mundo. 

¿Cómo es Dembélé dentro del vestuario? Nos cuentan que eres un ‘cachondo’…

Soy un chico tranquilo, me gusta mucho hacer bromas, me gusta todo. Soy bromista, sí, pero no soy el peor del vestuario, hay muchos más peligrosos que yo (risas). Me gusta el juego. Hay muy buen ambiente. 

¿Y fuera del campo? ¿A qué sueles dedicar tu tiempo libre?

Fuera del campo paso mucho tiempo en casa, me gusta mucho ver partidos, fútbol. Veo mucho a mi equipo, al Rennes, la Premier League y la Liga. El Atlético o el Madrid. Mis partidos los veo cuando analizamos los vídeos con el entrenador y con Óscar. Me gusta mirar fútbol. Me gusta mucho Barcelona, la ciudad, ir con mis amigos a jugar a pádel. El clima. La ciudad me encanta. 

  • Categoría de la entrada:Deportes