Mosquera, la amenaza colombiana del Viktoria Plzen

Redacción

El Barça debuta este miércoles en la Champions. Lo hace en el Camp Nou ante la cenicienta de un grupo muy potente, el Viktoria Plzen. El cuadro checo no debe de poner en aprietos a los de Xavi Hernández a pesar de no haber perdido ningún partido esta temporada. Lidera su campeonato con los mismos puntos que el Slavia de Praga, habiendo jugado un partido menos.

En buena parte gracias al colombiano Jhon Edison Mosquera (Candelaria, Valle del Cauca, 8 de mayo de 1990). Atacante que suele jugar por la banda izquierda y que se comparaba con Di María, es el máximo goleador del equipo, con cuatro tantos, y una jugada suya rematada por Jan Kliment sirvió a los checos para entrar en la fase de grupos de la Champions.

Mosquera, de 32 años, tiene como ídolo a Robert Lewandowski y un objetivo tras el pitido final del partido del Camp Nou. «Le dije hace poco a un amigo que vive en Barcelona que me comprase una camiseta de Lewandowski. Tras el sorteo ya sé a quien le pediré la camiseta», explica.

Mosquera, apodado el Mosquito como Dembélé, aunque en este caso por su apellido, es un jornalero del fútbol con una larga trayectoria en el fútbol modesto español. Formado en las categorías inferiores del Deportivo Cali, siendo menor de edad decidió viajar a España para intentar triunfar en el fútbol europeo. Sus inicios no fueron buenos, pues fue engañado por un intermediario. «Lo llegué a pasar muy mal, pues era juvenil y nada de lo que me prometieron ocurrió. Estuve en Mallorca, pero decidí irme a la península». Dejó el juvenil del Mallorca y jugó en el Calpe, el Denia y fue fichado por el Hércules para su filial, siendo cedido a varios equipos como el Villajoyosa, el Alcoyano y el Olímpic de Xátiva. Con estos dos últimos equipos, llegó a enfrentarse al Real Madrid en la Copa del Rey.

Ya con la nacionalidad española, recibió una propuesta de la República Checa y se marchó a jugar al Bohemians, primero cedido por el Hércules y más tarde traspasado. Y en el 2016 regresó a su país. No había jugado nunca profesionalmente en casa y lo hizo primero con el Atlético Nacional, equipo con el que ganó cuatro títulos, entre ellos la Libertadores, y después con el Deportivo Cali. Se cerraba el círculo.

DE REGRESO A EUROPA

Tenía pensado quedarse en su país, pero sufrió una lesión que le hizo cambiar de planes. «Lo pasé mal, mucho estrés. Incluso sufrí alopecia. Se me cayó el pelo. Así que hablé con el presidente del Bohemians y decidí volver allí para estar mucho más tranquilo». De ahí el Slovan Liberec y desde el 2021 al Viktoria Plzen, equipo con el que ganó la Liga checa la pasada temporada y con el que podrá jugar la Champions por primera vez con la esperanza de poder marcar un gol, mirar al cielo y dedicárselo a su padre.

  • Categoría de la entrada:Deportes