Muere Ryan O’Neal, protagonista de ‘Love Story’, a los 82 años

Redacción

El actor Ryan O’Neal ha muerto este viernes a los 82 años, según ha confirmado su hijo Patrick O’Neal a través de sus redes sociales. El famoso actor, protagonista de ‘Love Story’ había sido diagnosticado de leucemia crónica en 2001 y de cáncer de próstata en 2012.

Su carrera extraordinaria en Hollywood despegó en los 70 con su papel nominado al Oscar como protagonista de la película romántica y emocionante ‘Love Story‘. O’Neal también protagonizó con Barbra Streisand ‘What’s Up, Doc?’ en 1972 y ‘The Main Event’ en 1979, e interpretó al personaje principal de ‘Barry Lyndon’ en 1975, de Stanley Kubrick, la muy esperada continuación de La naranja mecánica.

También protagonizó Nickelodeon (1976), su tercera colaboración con Bogdanovich en la década. Y anteriormente, O’Neal interpretó a Rodney Harrington en más de 500 episodios del exitoso drama ‘Peyton Place’, serie emitida en la BBC.

O’Neal estuvo casado y divorciado de las actrices Joanna Moore y también de la coprotagonista de ‘Payton Place’, Leigh Taylor-Young, antes de comenzar una relación intermitente de 30 años con la actriz e ícono de ‘Los Ángeles de Charlie’, Farrah Fawcett, que acabó con su muerte a los 62 años, el 25 de junio de 2009.

El comunicado completo de su hijo es el siguiente:

«Esto es lo más duro que he tenido que decir, pero allá vamos. Mi padre ha fallecido hoy en paz, con su querido equipo a su lado apoyándole y queriéndole como él nos querría a nosotros. Esto es muy difícil para mi mujer Summer y para mí, pero compartiré algunos sentimientos para daros una idea de lo gran hombre que es.

Mi padre Ryan O’Neal siempre ha sido mi héroe. Le admiraba y siempre fue más grande que la vida. Cuando nací en 1967, mi padre ya era una estrella de la televisión en Peyton Place. Allí conoció a mi madre, Leigh Taylor-Young, y unos 9 meses después (más o menos) nací yo.

Mi padre se convirtió en una estrella de cine internacional con Love Story a principios de los 70, una década que arrasó protagonizando películas como What’s Up, Doc?, Paper Moon, Barry Lyndon, A Bridge Too Far, The Main Event y The Driver. Es una leyenda de Hollywood. Punto y aparte.

El crecimiento del nombre Ryan se remonta a mi padre. Es un hecho. Era Rodney Harrington en Peyton Place 3 días a la semana (protagonizó 500 series en 5 años) y luego, por supuesto, el nombre Ryan alcanzó su punto álgido después de Love Story (la película que salvó a los estudios Paramount y le valió a mi padre una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood)».

  • Categoría de la entrada:Deportes