Ni Cybertruck ni eléctrico de 25.000 dólares: Tesla vuelve a retrasar sus planes y Musk señala a los chips
En este momento estás viendo Ni Cybertruck ni eléctrico de 25.000 dólares: Tesla vuelve a retrasar sus planes y Musk señala a los chips

Tecnología

Ni Cybertruck ni eléctrico de 25.000 dólares: Tesla vuelve a retrasar sus planes y Musk señala a los chips

La presentación de resultados del último trimestre del año en Tesla ha dejado un gran titular: los lanzamientos de nuevos modelos tendrán que esperar. Y no hay ninguna fecha en el horizonte. Así lo ha confirmado el propio Elon Musk, que en sus declaraciones ha explicado por qué no veremos un Cybertruck o un futuro modelo asequible de la compañía en los próximos meses.


De la posible llegada o retraso del nuevo Tesla Cybertruck se venía hablando en los últimos días. De hecho, en las redes sociales se ha viralizado una filtración de unas imágenes en las que el futuro SUV tiene una cara muy cercana a la que podríamos ver en el vehículo de producción, con retrovisores y pequeños retoques en el parabrisas. Pese a todo, tendremos que seguir esperando.

Imposible seguir fabricando al mismo ritmo

Durante el evento, Elon Musk ha respondido a diferentes preguntas de los periodistas, entre las que destacan las declaraciones recogidas por la CNBC. En ellas, el CEO de Tesla asegura que la capacidad de producción de Tesla funciona al 100% y que la crisis de semiconductores impide poner más vehículos en circulación.

Por ello, asegura que de haber introducido un nuevo modelo en su oferta, el volumen de unidades seguiría siendo el mismo, provocando un retraso en la producción de los modelos ya existentes. En sus respuestas, Musk insistió en que este movimiento «no habría tenido sentido». En el mismo sentido, el pasado mes de noviembre Musk aseguró en Twitter que «el año en la cadena de suministro ha sido una pesadilla. Y esto no ha terminado».


Otra de las noticias que más titulares ha levantado es la negación de que Tesla esté trabajando en un vehículo que se debería situar en los 25.000 dólares. Ya hace años que se adelantó, por parte de la propia compañía, que estaban trabajando en el lanzamiento de un eléctrico asequible. De hecho, en 2016 ya se hablaba de que 2023 sería el año en el que viéramos este nuevo modelo.

Pese a ello, Musk señaló que este eléctrico, que cumpliría la función de producto de acceso a la gama, no está entre sus planes actuales. «No estamos trabajando en el coche de los 25.000 dólares. En algún momento lo haremos. Ya tenemos suficientes cosas sobre la mesa. Demasiadas cosas, francamente».

Una situación compleja

Aunque la compañía sigue ofreciendo resultados positivos, Tesla se enfrenta a una situación compleja en la producción de vehículos, lo que le está llevando a estudiar nuevas fórmulas de negocio.

En CNBC recogen que el precio de las acciones es ligeramente más alto de lo esperado por los analistas. Y lo mismo sucede con los ingresos. El precio por acción de la compañía está en 2,52 dólares, pese a que éstas se han resentido con la confirmación de la compañía de que los problemas en la cadena de suministro continuarán en 2022. En cuanto a sus ingresos, Tesla consiguió 17.720 millones de dólares en 2021, los cuales aumentaron un 65% respecto al año anterior y de los cuales 15.970 millones de dólares llegaron directamente de la producción y venta de vehículos.

Pero aunque Tesla sigue siendo la firma que más eléctricos vende en Europa y en Estados Unidos, la competencia promete ser dura en los próximos años. Ford está cerca de lanzar su pick-up eléctrica F-150 en Estados Unidos, por lo que su principal rival le tomaría la delantera en este segmento. Al mismo tiempo, los rivales entre los SUV premium para el Tesla Model Y no dejan de crecer, pues especialmente Audi y Mercedes han elegido este mercado para dar los primeros pasos en los vehículos exclusivamente eléctricos. Y la competencia entre los eléctricos de menor precio también comienza a recrudecerse, con el Volkswagen ID.3 como principal protagonista.

No es de extrañar, por tanto, que Tesla esté dando pasos para obtener ingresos más allá de la producción de vehículos. Las pruebas para abrir sus supercargadores a otras firmas ya han comenzado y la compañía apunta a que espera conseguir mayores ingresos por desarrollo de softwares relacionados con la conducción autónoma próximamente. De hecho, ya tiene en marcha un proyecto piloto en el que están participando 60.000 usuarios para conseguir sacar adelante su «Full Self-Driving» (FSD, por sus siglas en inglés), el paquete premium que aspira a ofrecer una conducción autónoma total.


La noticia

Ni Cybertruck ni eléctrico de 25.000 dólares: Tesla vuelve a retrasar sus planes y Musk señala a los chips

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología