Oxfam Intermón denuncia que la inflación está enquistando y ampliando la desigualdad

Redacción

La escalada de los precios ha supuesto un paso más en el enquistamiento e incluso la ampliación de la desigualdad a nivel global y también en España, donde se ha incrementado. Es una de las conclusiones del informe elaborado por Oxfam Intermón, titulado ‘La ley del más rico’, con motivo del Foro Económico Mundial que se celebra a partir de este lunes en la ciudad suiza de Davos y que congrega a las élites políticas y económicas a nivel global. 

En España, entre enero y noviembre pasados, «la inflación ha reducido el poder de compra de los hogares en peor situación un 26% más que el de aquellos con mayores ingresos«. Y, a la vez, los salarios en términos reales caen a niveles similares a los vividos durante los peores años de la gran crisis iniciada en 2008, y son ya un 4% inferiores a los de entonces». El año pasado, los salarios en convenio aumentaron el 2,8% frente a una inflación media del 8,4%, con la mayor pérdida de poder adquisitivo en más de dos décadas.

Considerado por el Banco Mundial como «el mayor incremento de la desigualdad y la pobreza entre países desde la Segunda Guerra Mundial», el alza de la inflación, que comenzó con la energía, se amplió con la guerra en Ucrania y que se contagió al conjunto de la economía, no ha hecho más que ampliar la brecha entre ricos y pobres. «La actual crisis de precios es también una crisis de desigualdad», afirma el informe. En este sentido, Oxfam Intermón reclama al Gobierno «profundizar en la reforma fiscal» equiparando la tributación de las rentas del capital a las del trabajo, reforzar la lucha contra la evasión y elusión fiscal, ampliar la cobertura del ingreso mínimo vital y centrar el apoyo público «en autómomos y pymes», así como en los hogares y empresas más vulnerables.

A escala global, el 1% más rico de la población acumula el 63% de la riqueza producida desde 2020, es decir casi dos tercios del total. «Por cada dólar de nueva riqueza global que recibe una persona del 90% con menores ingresos, un milmillonario se embolsa 1,7 millones de dólares», según el estudio. «Las élites se están reuniendo (en Davos) en un contexto en el que la riqueza y la pobreza extremas en el mundo se han incrementado simultáneamente por primera vez en 25 años», según Franc Cortada, director de Oxfam Intermón.

Esta evolución en los últimos tiempos se suma a una década de ganancias históricas en la que el número de milmillonarios y su riqueza se han duplicado. España no es una excepción. Desde 2019, el valor de la riqueza de los milmillonarios españoles ha crecido en unos tres millones de dólares al día, apunta el análisis de esta oenegé. Es una época de contrastes en la que mientras se disparan los beneficios de las grandes empresas, los hogares más vulnerables «sufren para llenar la nevera o mantener una temperatura adecuada». Un ejemplo: Según las estimaciones de la organización, 95 empresas de energía y de alimentación «han más que duplicado sus beneficios en 2022, generando unas ganancias extraordinarias de unos 306.000 millones y destinando 257.000 millones, el 87% del total, a remunerar a sus ricos accionistas».

Desigualdad estructural

A nivel global, 1.700 millones de trabajadores viven en países donde el crecimiento de la inflación se sitúa por encima del de los salarios, y más de 820 millones de personas de todo el mundo pasan hambre. En España, país que la entidad analiza con un informe titulado ‘Sobra mucho mes al final del sueldo’, esta tendencia también se ha impuesto. «La evolución de la desigualdad en España es un fenómeno preocupante: mientras los salarios pierden peso y poder adquisitivo, las grandes empresas aumentan beneficios y la riqueza sigue concentrándose en manos de unos pocos», según Cortada. De hecho, Oxfam Intermón destaca que «a pesar de las medidas puestas en marcha durante la pandemia, España continúa siendo uno de los países más desiguales de su entorno«. En 2008, el 1% más acaudalado concentraba el 15,3% de la riqueza neta total, mientras que en 2021 ya llegó al 23,1%, casi uno de cada cuatro euros.A juicio de esta organización, el aumento de los beneficios es el que está alimentando la inflación que, a su vez, amplía la brecha de clases. En España, según Oxfam Intermón, llegar a fin de mes es cada vez más complicado para las familias.

Al mismo tiempo que los salarios pierden capacidad de compra, los beneficios, en especial los de las grandes empresas, «se han mantenido e incluso han crecido». En 2021, el beneficio de las empresas del Ibex en España, que agrupa a las compañías con mayor capitalización bursátil, en su conjunto fue el 63% superior al de 2019, e incluso un 55% por encima de la media de los resultados de los cinco años prepandemia (de 2015 a 2019). Pero la tendencia se ha acelerado en el último año: solo en el tercer trimestre de 2022 se anunciaron resultados un 30% superiores a los del mismo periodo del año anterior, apunta el estudio de Oxfam Internón.

  • Categoría de la entrada:Deportes