Persecución en Nicaragua: la policía de Daniel Ortega detuvo a un obispo
obispo Isidoro del Carmen Mora Ortega
Isidoro del Carmen Mora Ortega

El obispo de la Diócesis de Siuna, monseñor Isidoro del Carmen Mora Ortega, fue detenido este jueves por la Policía de Nicaragua. Con 63 años, Mora es el segundo alto jerarca de la Iglesia Católica arrestado por el régimen de Daniel Ortega en una escalada de acciones contra la institución religiosa durante el año 2023.

Monseñor Isidoro Mora Ortega fue interceptado camino a la parroquia Santa Cruz en La Cruz de Río Grande, donde tenía programado oficiar una ceremonia religiosa para 230 niños.

Su detención ocurrió tras liderar una misa en la cual destacó el apoyo y oración de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) hacia el monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa que fue condenado a 26 años de prisión por supuesta traición a la patria y despojado de sus derechos civiles y nacionalidad.

Sacerdotes Nicaragua
Rolando Alvarez

En su homilía, el obispo de Siuna resaltó el valor de la Diócesis de Matagalpa, e invitó a la fe y perseverancia a pesar de las adversidades. Este nuevo arresto se inscribe en un contexto de tensión creciente y violaciones a la libertad religiosa en Nicaragua, en el que 13 sacerdotes, excepto Álvarez, fueron detenidos y posteriormente enviados a Roma tras un arreglo con el Vaticano.

La Iglesia católica en Nicaragua desde 2018 ha enfrentado 667 ataques según el estudio “Nicaragua ¿Una iglesia perseguida?”, elaborado por Martha Molina. Aquí se destaca que 2023 ha sido particularmente hostil, con 205 agresiones hasta agosto, superando la cifra total del año anterior. Adicionalmente, al menos 151 miembros de la iglesia han sido forzados al exilio o expulsados del país, incluyendo 83 monjas y 58 sacerdotes.

Ortega ordenó el cierre de una ONG religiosa ligada a tres estadounidenses

Daniel Ortega  (Adalberto Roque, foto compartida vía AP, archivo)
Daniel Ortega (Adalberto Roque, foto compartida vía AP, archivo) (Adalberto Roque/)

El gobierno de Nicaragua canceló el miércoles la personería jurídica de diez oenegés, entre ellas una evangélica que según la policía era “fachada” para lavado de dinero y por la que indaga a tres estadounidenses.

La organización “Puerta de la Montaña” y las nueve oenegés incumplieron con la legislación y “no reportaron por periodos de entre uno y hasta 12 años sus estados financieros conforme periodos fiscales, con desgloses detallados de ingresos y egresos”, dijo una resolución del Ministerio de Gobernación (Interior) publicada en el diario oficial La Gaceta.

Los bienes de los organismos pasan a manos del Estado de acuerdo con la ley que regula las asociaciones, según la resolución firmada por la ministra María Amelia Coronel Kinloch.

Puerta de la Montaña (Mountain Gateway Order) estaba inscrita desde abril del 2015, y según Gobernación obstaculizó el control estatal “al no promover políticas de transparencia en la administración” del organismo sin fines de lucro.

La policía dijo el lunes que detuvo a 11 nicaragüenses e investiga a tres estadounidenses por presunto lavado de dinero a través de Puerta de la Montaña para adquirir bienes en el país centroamericano.

Los estadounidenses John y Jacob Britton Hancock, respectivamente presidente y miembro de Puerta de la Montaña, llegaron a Nicaragua en 2013 con el financiamiento de su compatriota Bruce Wagner, para establecerse como organización religiosa evangélica.

Entre los organismos cancelados figuran otros de carácter religioso como las asociaciones Apostólica Hechos 22:16, el Ministerio Internacional Restauración Berea, el Instituto Internacional de la Biblia Thompson, Bridge of Hope International e Iglesia Cristiana Ministerio Internacional Creciendo en Gracia.

También figura el Movimiento Comunal Nicaragüense y la Asociación Mutua del Campo, así como organismos agropecuarios como la Unión Nacional Agropecuaria de Productores Asociados y Criadores de Ganado Brahman de Nicaragua.

Gobernación también aprobó el cierre por “disolución voluntaria de miembros” de otras tres oenegés.

Nicaragua endureció las leyes sobre las oenegés tras las protestas de 2018, que en tres meses de bloqueos de calles y choques entre opositores y oficialistas dejaron más de 300 muertos, según la ONU.

Entre los casi 3.500 organismos clausurados desde 2018 figuran varios ligados a la Iglesia católica, como la orden de los Frailes Menores Franciscanos en octubre y la Compañía de Jesús en agosto, tras confiscar la universidad jesuita de Managua bajo acusaciones de “terrorismo”, así como una residencia para sacerdotes aledaña al campus.

(Con información de AFP)

La nota Persecución en Nicaragua: la policía de Daniel Ortega detuvo a un obispo salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad