Por primera vez, hemos conseguido desviar un asteroide: la misión DART de la NASA ha sido un éxito

Tecnología

Por primera vez, hemos conseguido desviar un asteroide: la misión DART de la NASA ha sido un éxito

La aplicación del concepto “defensa planetaria” dejará de ser exclusivo de las películas de ciencia ficción. En este último tiempo, la NASA ha estado trabajando para ayudar a proteger a la Tierra de la posible colisión de un asteroide en el futuro, y el primer gran paso para conseguirlo se ha materializado con el éxito de DART, una misión espacial que ha requerido una inversión de más de 300 millones de dólares.

Después de años de preparación, la agencia espacial estadounidense lanzó al espacio la nave de DART en noviembre de 2021. De camino a su destino, el sistema Didymos, nos regaló algunas imágenes impresionantes y, finalmente, se “inmoló” contra Dimorphos el pasado 26 de septiembre. Sabíamos que el impacto contra el asteroide se había producido con éxito, pero no si habíamos conseguido deflectarlo.

Un importante avance para la tecnología de desviación de asteroides

El equipo de investigación detrás de DART ha confirmado que el impacto de la nave espacial de la misión contra Dimorphos fue un completo éxito. Es decir, por primera vez en la historia la humanidad ha conseguido desplazar un objeto celeste, lo que se traduce en un gran avance para la tecnología de desviación de asteroides que está siendo desarrollada y que se perfeccionará con el paso del tiempo.

Para llegar a esta conclusión, la NASA ha monitorizado de cerca el comportamiento del sistema Didymos, que se encuentra a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra, con el Telescopio Espacial Hubble y un pequeño CubeSat de la Agencia Espacial Italiana. Los datos recopilados evidencian que la dinámica del sistema Didymos ha cambiado producto del impacto de DART. Veámoslo un poco más en detalle.

DART

Didymos es un sistema binario que está conformado por un asteroide anfitrión del mismo nombre y uno de menor tamaño que orbita a su alrededor denominado Dimorphos. Antes del impacto, Dimorphos tardaba 11 horas y 55 minutos en orbitar a Didymos, pero tras la colisión de DART su órbita se ha visto alterada, acortando el tiempo a 11 horas y 23 minutos (la NASA explica que hay un margen de error de 2 minutos).

Estamos frente a un cambio de 32 minutos del período orbital que, según cálculos de la agencia espacial, significa un desplazamiento de “decenas de metros” en el asteroide impactado, pero eso no es todo. La NASA había considerado que la misión sería un éxito con un cambio de período mínimo de 73 segundos o más y, como podemos ver, DART superó este punto de referencia en más de 25 veces.

Aunque ahora sabemos que DART ha sido un completo éxito, los investigadores seguirán recopilando datos del sistema binario para comprender mejor composición y medir la eficiencia de la transferencia de movimiento tras el impacto. Dentro de unos cuatro años, la misión Hera de la ESA también sobrevolará el sistema para estudiar el cráter dejado por la colisión y medir la masa de Dimorphos.

Imágenes: Johns Hopkins University

En Xataka: SpinLaunch ha cumplido con éxito una de las expectativas de la NASA: que sus instrumentos sobrevivan


La noticia

Por primera vez, hemos conseguido desviar un asteroide: la misión DART de la NASA ha sido un éxito

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología