Primer match-ball para Verstappen bajo la lluvia

Redacción

Max Verstappen acaricia cinco carreras antes de que termine el campeonato. El holandés tiene su primera gran oportunidad en el circuito japonés de Suzuka, uno de los más divertidos de todo el calendario, aunque también con cierta leyenda negra al ser el escenario de la última muerte en el paddock con Jules Bianchi como víctima en 2014.

Siendo francos, la carrera pinta un poco mal con tormentas e incluso tifones anunciados para el regreso del Gran Circo al circuito tres años después. Verstappen sabe que a su motorista, Honda, le interesa en demasía levantar el título de campeón en casa y presionarán todo lo posible para que así sea.

Pero, ¿qué tiene que hacer Verstappen para ser campeón? Básicamente lo que había hecho en las últimas cinco carreras hasta que llegó al Gran Premio de Singapur y quedó séptimo. Mad Max debe ganar en Suzuka y hacerse con la vuelta rápida de carrera para que no le importen el resultado de sus rivales y ser campeón.

La matemática es bien sencilla, pero ahora habrá que ver si Verstappen quiere sacarle todo el partido a un Red Bull que se ha mostrado intratable toda la temporada. En la última carrera falló el líder, pero ahí estuvo Sergio Pérez para rebañar un triunfo que le confirma como segundo piloto de la escudería austriaca a medio plazo.

El triunfo de Verstappen se paga a [1.46] siendo una cuota perfectamente posible por todos los motivos que antes hemos recitado. Es verdad que Ferrari mejoró en la última carrera y puede amenazar su hegemonía.

Ojo al resto

El segundo de Charles Leclerc y el tercero de Carlos Sainz, además de asegurar el segundo puesto en Constructores, fue un soplo de aire fresco para una escudería que había tomado muy malas decisiones esta temporada. El equipo confía en que Leclerc redondee la racha ganando por primera vez en seis carreras a cuotas [4.00]

Entre los españoles, Sainz es el mejor situado para ganar a cuota [16.00], aunque recordemos que la lluvia no siempre es su mejor aliado. Otro que busca aliados, aunque parezca que tiene el enemigo en casa es Fernando Alonso.

El asturiano visita Suzuka tras dos abandonos consecutivos que podrían ser perfectamente tres al decidir Alpine no reemplazar su unidad de potencia. El próximo piloto de Aston Martin parece resignado a que en la escudería francesa no le traten acorde a su historia. Que consiga el podio en estas condiciones extremas se paga a [20.00]. Ya saben que a instinto pocos pueden igualar a Alonso.

  • Categoría de la entrada:Deportes