Red Bull cree en Albon
En este momento estás viendo Red Bull cree en Albon

Redacción

La comparativa entre Max Verstappen y Alex Albon en este inicio de temporada resulta sonrojante para el tailandés. Si echamos un vistazo a la clasificación, la diferencia de puntos entre los dos pilotos de Red Bull es de 54 en tan solo seis carreras. Mientras Verstappen se sitúa segundo del Mundial entre los dos Mercedes, Albon se encuentra detrás de Leclerc y Stroll, y con solo un punto de ventaja sobre Lando Norris. Un bagaje insuficiente para disfrutar del segundo mejor coche de la parrilla.

El pasado GP de España no hizo sino confirmar está dinámica. ‘Mad Max’ atacó a Bottas en la salida y le mantuvo a raya durante toda la carrera, conservando el segundo puesto. Albon, por su parte, sufrió durante toda la carrera por conservar los neumáticos y acabó cruzando la línea de meta octavo, por detrás de Carlos Sainz y Sebastian Vettel. El piloto de Red Bull aseguró tras la carrera que estuvo «luchando por mantener los neumáticos vivos», por lo que las miradas se centraron en la estrategia del equipo, algo que Horner negó: «El problema era que Alex no tenía un buen equilibrio en el coche. Cuando el equilibrio no está bien en los tres compuestos de los neumáticos, los desgastas increíblemente rápido. Corriendo en aire sucio durante un porcentaje tan grande de la carrera, nos comimos los neumáticos. No teníamos ninguna longevidad en nuestras etapas, ya sea con el duro, el blando o el medio. Fue muy frustrante para él».

Aclarada la estrategia, Christian Horner fue preguntado por el deficiente rendimiento del tailandés, que volvió a mostrarse muy inferior a su compañero: «Estamos en el simulador, mirando las características, el estilo de conducción entre los dos coches, preguntando por qué Max es capaz de sacar más del coche. No todo tiene sentido para él en este momento, tenemos que tratar de ayudarle en todo. El coche es difícil de conducir por el momento, pero con el tiempo y algunas mejoras de nuestra parte, nos las arreglaremos para ayudarle a superarlo.»

Red Bull no se ha caracterizado en los últimos años por tener mucha paciencia con sus pilotos. Bien lo sabe Daniil Kyviat, al que bajaron a Red Bull en 2016 tras cuatro carreras para darle el relevo a Verstappen. O Pierre Gasly, al que descendieron a Toro Rosso a mitad de temporada. Aunque los antecedentes están ahí, no parece esa la intención de Red Bull con Albon, según explicó Horner: «Reforzamos su equipo de ingenieros y hay mucha fe en Alex. Como demostró en Silverstone, tiene la capacidad de ser un piloto de carreras muy rápido”.

  • Categoría de la entrada:Deportes