Renfe ha decidido reforzar su seguridad con un nuevo aliado: vigilancia con drones y cámaras térmicas

Tecnología

Renfe ha decidido reforzar su seguridad con un nuevo aliado: vigilancia con drones y cámaras térmicas

Renfe ha decidido reforzar la seguridad de su infraestructura echando mano de la tecnología e incorporando un nuevo fichaje a su surtido de recursos: los drones. El operador ferroviario acaba de licitar por 3,5 millones de euros un sistema de seguridad con Unidades Móviles Aéreas (UMAS), un «servicio pionero en el ámbito ferroviario», asegura, con el que pretende blindar su vigilancia.

El contrato prevé 76.720 horas de vuelo, servirá para completar los servicios de seguridad que ya aplica la operadora a día de hoy y se centrará en las instalaciones, el personal y los pasajeros. “La iniciativa será dinámica, ya que se podrá operar en todo el territorio nacional”, aclara.

Su misión apostará básicamente por disuadir y anticiparse.


«Persigue dos objetivos principales: ejercer un carácter disuasorio sobre aquellas actividades que puedan generar un riesgo para los usuarios, activos o personal de Renfe y la detección y captación de imágenes para la identificación de los autores de dichas actuaciones en caso de producirse».

Con ese doble propósito Renfe avanza el uso de cámaras «con grabación permanente» que le permitirán anticiparse a las «circunstancias de riesgo» e identificar tanto a personas como placas de matrículas de vehículos. Al estar dotadas de cámaras térmicas, los dispositivos servirán para labores de identificación incluso cuando las condiciones de visibilidad no acompañen.

Para el uso de las Unidades Móviles Aéreas se recurrirá a pilotos de drones que trabajarán con el estatus de vigilantes de seguridad, lo que les dará acceso a todo el equipamiento necesario.

“El servicio estará especialmente diseñado para permitir la operación en la proximidad de zonas residenciales, mediante el uso de drones de baja emisión acústica”, recalca la compañía ferroviaria. Antes de dar el paso ha realizado varias pruebas piloto con “resultados satisfactorios”.

Sobre qué clase de estructuras controlará el sistema, Renfe ya ha concretado que en el caso de Andalucía la vigilancia se centrará en las instalaciones de fabricación y mantenimiento de la base de Sevilla-San Pablo, la zona de Los Prados y los talleres de Jerez. A mayores, el servicio también le permitirá atender la seguridad en ciertas estaciones de los distintos núcleos de Cercanías.

El anuncio ya está colgado en la Plataforma de Contratación del Estado. Si bien el operador ferroviario destaca que su iniciativa es «pionera», la idea de utilizar drones para mejorar la seguridad del sector no es del todo nueva. En Francia SNCF lleva años utilizándolos para el mantenimiento y la vigilancia de su infraestructura y en España también se había planteado antes su aprovechamiento para facilitar la inspección automatizada de las vías férreas. En 2016, por ejemplo, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya anunció que vigilará con drones la línea Lleida-La Pobla de Segur.

Imagen de portada: Nelso Silva (Flickr)


La noticia

Renfe ha decidido reforzar su seguridad con un nuevo aliado: vigilancia con drones y cámaras térmicas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología