Soy vendedor con cinco estrellas en Wallapop. Así sobrevivo en esta jungla de segunda mano

Tecnología

Soy vendedor con cinco estrellas en Wallapop. Así sobrevivo en esta jungla de segunda mano

Sí, la fotografía de portada es una conversación real. Wallapop, esa tierra indómita. La percepción sobre el mercado de segundamano puede no ser del todo positiva por parte de algunos usuarios, sobre todo por lo tediosas que pueden ser las conversaciones y contraofertas que llegan por el chat.

Llevo usando Wallapop desde que existe, tengo un perfil de vendedor con cinco estrellas y quiero compartir contigo cómo sobrevivo a la fauna que hay dentro de la app y cuál es mi percepción vendiendo tras tantos años.


Sí, se pueden evitar (en buena medida) las ofertas absurdas

Iphone 13 Pro

Descripción real de un anuncio mío. No es la más simpática, pero es eficaz.

Regatear parece una conducta intrínseca al ser humano. Intentar por todos los medios comprar algo más barato. Para mí, el primer punto clave en un anuncio es la descripción. En ella conviene especificar que no se rebaja un euro. De hecho, en mi caso personal, no tengo miedo a redactar una descripción algo agresiva con previsibles regateadores. Estoy en esta app para vender, no para ser simpático.

Si especificas que no regateas, alguno regateará. Si no especificas que no regateas, tus mensajes directos van a ser un infierno

¿Funciona esto? En mi experiencia, en buena medida. Al final es algo así como los límites de velocidad. En España hay señales de 120 km/h y aún así muchos conductores se exceden. Sin señales, todo sería un caos. Con la descripción es algo similar, reduces considerablemente el número de ofertas agresivas, lo suficiente para que el chat no sea molesto.

Relacionado con el tema del regateo está el precio. Siempre se da cierto margen al precio real del producto. Si quieres vender algo por 100, pide 120. Si quieres vender algo por 1.000, pide 1.100. Para establecer el precio justo, suelo estudiar el precio de los productos rivales. Intento poner una cifra realista, pero atractiva, con cierto margen para cuando intenten rebajarme el «pico» que ya tenía previsto.

Los malditos envíos

Wallapop Envios

Este iPhone cuesta 1.050 euros. Con Wallapay el precio sube a 1.102,50€.

Lo siento, no hago envíos por Wallapop. Podemos hacer el envío fuera, pero no con el sistema de la app. Wallapay, en mi opinión, es una mala opción en todos los sentidos. Por parte del comprador, la comisión es bastante alta. Por parte del vendedor, estás obligado a llevar el paquete a correos y no recibes el dinero hasta que el comprador no está conforme.

El envío de Wallapop sube el precio del producto, ralentiza el pago y abre las puertas a que el comprador no sea del todo honesto

Del mismo modo, si el comprador quiere denunciar que ha recibido el producto en mal estado, lo vas a tener complicado para demostrar que no ha sido así. La única manera en la que envío es la de toda la vida: pagas el producto por anticipado, te lo envío cuando compruebo que has pagado. ¿Qué seguridad tiene el comprador? Mis múltiples valoraciones.

Por mi lado, si sé que el producto está en buenas condiciones, me cubro la espaldas. Ya está pagado, suelo hacer vídeos de cómo está el producto antes de enviar y, si el comprador no ha pagado seguro, lo que pase después no es asunto mío. A pesar de que, si no queda otro remedio, envío los productos, siempre tiene preferencia el trato en mano.

Las precauciones del trato en mano

Trato

Escojo muy bien la persona a la que vendo. Si alguien habla ofensivamente mal por el chat, insiste en pasar a WhatsApp directamente o su perfil no tiene valoraciones, es poco probable que el sentido común me lleve a quedar con él.

Es importante elegir con quién, dónde y cuándo quedas. Escojo zonas transitadas, a ser posible videovigiladas, y siempre a plena luz del día

Cuando quedo, suelo hacerlo en lugares bien iluminados, transitados y con cámaras cerca. Suelen ser bancos, además, para comprobar los billetes si la cuantía es alta. Estos factores suelen ahuyentar (al menos, en mi pequeña ciudad en el sur de España), a posibles malhechores que puedan querer hacerse con el producto de forma ajena a la ley. Siempre tengo en cuenta que el número de impuntuales es alto, así que quedo con margen para que la cita cuadre con mi agenda.

En el caso de los móviles, dejo que el potencial comprador pruebe todo lo que necesite. Nada impide que la persona eche a correr, pero las precauciones previas que tomo hacen que esto sea hartamente improbable.

Para mí, Wallapop sigue siendo imbatible

Los hay que venden teléfonos en eBay, foros como HTCmania, Vibbo… En mi experiencia personal, no hay nada más rápido y eficaz que Wallapop. Si tu producto está en perfecto estado y tienes una descripción honesta, completa y explícita, en unas pocas horas puedes vender tu producto con éxito, con sendas cinco estrellas para vendedor y comprador.

Hay que ser paciente, y tener en cuenta que vas a lidiar con todo tipo de personajes. Me han ofrecido patinetes a cambio de motos que tenía en venta. Son habituales los «te doy (oferta por debajo del 50% del producto) ahora mismo en mano», y hay personas que ni siquiera se paran a leer la descripción de los productos. Pero vendo (y compro) bien, y espero que así siga.


La noticia

Soy vendedor con cinco estrellas en Wallapop. Así sobrevivo en esta jungla de segunda mano

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología