Starlink solo quería ofrecer internet vía satélite. Resulta que también sirve como alternativa al GPS

Tecnología

Starlink solo quería ofrecer internet vía satélite. Resulta que también sirve como alternativa al GPS

La gigantesca constelación de satélites Starlink que SpaceX ha puesto en órbita llevan ya tiempo ofreciendo su servicio de internet por satélite incluso en Ucrania. Ese sistema sigue creciendo y mejorando, pero es que además sirve para algo más.

Elon, mira lo que he descubierto. Todd Humphrey, académico de la Universidad de Texas, se presentó en 2020 ante los directivos de SpaceX y les explicó lo que había descubierto: con unos pequeños ajustes al software de los satélites de Starlink, sería posible plantear una alternativa al sistema GPS por si este fallase.

En SpaceX no querían distracciones. Pero para Elon y su equipo lo importante era tener el foco claro en su objetivo de internet satelital. Humphrey siguió trabajando en esa opción, y tras hacer ingeniería inversa de las señales transmitidas, él y su equipo lograron descubrir la solución al problema: como explican en el MIT Technology Review, los satélites de SpaceX podrían también ofrecer un sistema de geoposicionamiento.

Un GPS independiente. Humphrey no ha sido el primero en apuntar a algo así, pero ha publicado un estudio científico con el análisis de las señales del sistema de Starlink, que califica como «un secreto guardado celosamente». Aunque en SpaceX se mostraban más cooperativos en las primeras conversaciones, jamás dieron detalles sobre esas señales, que este investigador tuvo que analizar tras comprar un terminal de Starlink.

Vamos a ver jugar a Nadal. Para hacer esas labores de ingeniería inversa, los investigadores comenzaron a estudiar vídeos en alta definición en YouTube con vídeos de Rafael Nadal jugando al tenis. Eso permitió contar con una fuente de datos que poder estudiar, y descubrir por ejemplo el método de codificar esas transmisiones, que usaban la técnica OFDM (Orthogonal Frequency-Division Multiplexing).

La sincronización es clave. A partir de ahí el equipo buscó secuencias de sincronización, y se encontraron con una grata sorpresa: había más de las estrictamente necesarias. Cada secuencia de hecho contiene datos sobre la distancia y velocidad de los satélites, y dado que cada milisegundo se transmiten cuatro de esas cadenas, su aplicación como sistema de geolocalización es perfectamente posible.

Precisión de 30 metros. El sistema actual, sin que SpaceX haga absolutamente nada, permite geolocalizar al receptor con una precisión de 30 metros. Esa precisión podría ser de menos de un metro —compitiendo así con GPS— si SpaceX incluyera datos adicionales sobre la posición exacta de cada satélite en su canal descendente.

No todo son buenas noticias. Como indica Mark Psiaki, profesor de Virginia Tech experto en el sistema GPS, el hecho de que sean totalmente predecibles y se utilicen en toda la constelación es una vulnerabilidad de seguridad: «cualquier sistema de navegación que funcione con secuencias de código abierto podría ser definitivamente falsificado, porque todo el mundo sabrá cómo detectar esas señales y crear otras falsas».


La noticia

Starlink solo quería ofrecer internet vía satélite. Resulta que también sirve como alternativa al GPS

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología