¡Telefilmes navideños, reuníos! Netflix está montando un Universo Cinematográfico a lo Marvel con sus pelis navideñas
En este momento estás viendo ¡Telefilmes navideños, reuníos! Netflix está montando un Universo Cinematográfico a lo Marvel con sus pelis navideñas

Tecnología

Xatakeras, xatakeros: ¡la Navidad ya está aquí! Y este año no podemos decir que ha llegado sin que nos demos cuenta porque este pandémico y nefasto 2020 se ha hecho insufriblemente eterno. Pero lo importante es que esta época de paz y concordia ya ha llegado y con ella su infinidad de tradiciones asociadas. Entre estas tradiciones se incluyen, claro está, las pelis navideñas que estos días llenan parrillas televisivas y catálogos plataformeros. En las siguientes líneas nos vamos a centrar en como Netflix está montando su propio Universo Cinematográfico en plan Marvel con buena parte de los telefilmes navideños que va estrenando. Un polvorón, una copita de anís y al lío.

Las pelis navideñas, una tradición como cualquier otra

Screenshot 20201211 235758

Si hay algo que tenemos en común españoles y estadounidenses, es nuestra pasión por la Navidad (sí, Juan Antonio, ya sé que tú odias la Navidad, suéltame el brazo por favor). En particular los españoles tenemos tal cantidad de tradiciones asociadas a estas fechas que ni toda la avalancha mercadotecnia yankee ha conseguido absorber nuestra Navidad como por ejemplo sí que ha hecho Halloween con el Día de Todos los Santos. Eso sí, hemos incorporado algunas de sus tradiciones junto a las nuestras: nos damos regalos por Papá Noel además de por los Reyes Magos, ponemos el Árbol además del Belén e incluso vestimos pintorescos jerséis navideños (aunque esto me parece que es más una costumbre «british» que otra cosa). Otra de esas costumbres allende los mares que hemos incorporado junto a la(s) lotería(s), la cesta, las uvas, los polvorones, el anuncio de Freixenet Campofrío o la cabalgata de Reyes es la de las pelis navideñas.

Claro que en España se han hecho películas ambientadas en estas fechas, desde clásicos como el ‘Plácido’ de Berlanga y Azcona o ‘La gran familia’ (aka ‘In the looking for Chencho’) a propuestas más «heavies» como ‘El día de la Bestia’ pero nada en comparación con la avalancha hoolywoodiense. Y no sólo gran producciones de grandes estudios (de ‘Que bello es vivir’ a ‘Love Actually’ pasando por ‘Sólo en casa’, ‘Elf’, ‘La jungla de cristal’ (sí, es una peli de Navidad) o ‘Pesadilla antes de Navidad’) si no también, y quizás hasta en mayor medida, los telefilmes navideños.

En Estados Unidos existe una gran industria del telefilm (o tv-movie) con canales especializados como Lifetime o Hallmark. Películas a porrillo, con derechos baratos, con las que desde hace décadas se nutren las cadenas de televisión españolas como Antena 3 o La 1 para dar forma a sus parrillas de fin de semana. También hay mucho producto alemán, la otra gran factoría de las «pelis de sobremesa» o «pelis de tarde», pero lo más común es encontrarnos con producciones usamericanas de impactantes títulos como ‘Amante letal’, ‘Confusión mortal’, ‘Niñera homicida’, ‘Obsesión obsesiva’, ‘Venganza sin salidad’ o ‘Cuñado psicótico’.

Disclaimer: los títulos anteriormente mencionados son totalmente aleatorios y surgidos de la mente del autor del artículo, no se corresponden con películas reales… o, por lo menos, no deberían.

Sin embargo cuando la Navidad se acerca, y esto es algo que cada año ocurre antes (y si no fíjate en cuando ponen el stand de panettones en tu supermercado de confianza), estos thrillers formulaicos son sustituidos por comedias románticas de temática y/o trasfondo navideño. Y Netflix, siempre ávida de nuevo contenido con el que afianzar su posición de dominancia en «las guerras del streaming», vio el filón y se lanzó a cuchillo.

Netflix busca prevalecer también en la Navidad

Screenshot 20201212 190841

Para ello Netflix recurrió a la productora MPCA, la Motion Picture Corporation of America. Bajo tan rimbombante nombre se esconde una modesta compañía independiente que en los 90 produjo comedias de éxito como ‘Dos tontos muy tontos’ y ‘La salchicha peleona’ (la vi dos veces en el cine y orgulloso estoy), que en los primeros años del nuevo siglo pasó a hacer cintas de acción de serie B y que en los últimos tiempos se ha especializado en estas pelis romántico-navideñas. En 2017 se estrenaron a nivel global en la plataforma de «La Gran N Roja» las dos primeras producciones de MPCA: ‘Un príncipe de Navidad’ y ‘Herencia navideña’. Nadie se podía imaginar, seguramente ni ellos mismos, que estábamos ante el germen de un pequeño Universo Cinematográfico por parte de Netflix.

Hay que aclarar que este Universo Cinematográfico de telefilmes navideños no es el único contenido navideño que se puede encontrar en Netflix: haciendo una simple búsqueda por la palabra «navidad» obtienes una cantidad ingente de resultados, desde clásicos de estas fechas como ‘Elf’, ‘El Grinch’ o ‘The Holiday’ a producciones propias de gran presupuesto como las dos entregas de ‘Crónicas de Navidad’ con Kurt Russell como Santa Claus o la española ‘Klaus’ (nominada a los Oscars e su última edición) y otros telefilmes no relacionados con lo que a partir de ahora denominaremos NCCU (Netflix Christmas Cinematographic Universe).

El contenido navideño de Netflix es ingente más allá del Netflix Christmas Cinematografic Universe, tan sólo hay que realizar una simple búsqueda con la palabra «navidad» en su catalogo para comprobarlo

Incluso tenemos series como ‘Feliz Navidad y esas cosas’ con Dennis Quaid y que seguro que no sabías que existía o ‘Dash & Lily’ estrenada este mismo 2020.

Disclaimer (sí, otro): Lamentablemente, mi película navideña favorita, ‘La joya de la familia’, ni está en Netflix ni en el catálogo de ninguna otra plataforma de streaming por suscripción española. Aprovecho esta tribuna para pedir que se ponga remedio a esta situación.

NCCU al detalle y hasta con moviola

Nccu

‘Un príncipe de Navidad’ es el ejemplo perfecto de peli romántica navideña telefilmera: Amber, una periodista precaria neoyorquina a la que ha dejado el novio hace relativamente poco el novio y no lo está llevando bien del todo, tiene que viajar a Aldovia, un país monárquico europeo inventado donde nieva mucho y hablan inglés, para cubrir la coronación o abdicación en Nochebuena del díscolo príncipe Richard y sacar los trapos sucios de los «royals». Para ello, y de casualidad, Amber se infiltra en Palacio como la nueva profesora americana de la hermana del príncipe. A partir de aquí ya te puedes imaginar lo que pasa: enamoramiento, descubrimiento del pastel, drama, todo se arregla y «no, no estoy llorando, es la alergia». Sí, claro.

Por su parte ‘Herencia navideña’ también peca de falta de originalidad: una chica de ciudad que vuelve al pueblo por Navidad a recibir la herencia de su fallecido padre y que allí descubre las ventajas de la vida en la USA vaciada, el espíritu navideño y, como no, el amor. Las dos fueron grandes éxitos en la plataforma y en 2018 llegaron nuevas pelis, entre ellas la primera secuela de ‘Un príncipe de Navidad’ titulada ‘Un príncipe de Navidad: la Boda Real’ (que bueno, va de lo que indica el título, no engaña). y las primeros conexiones entre las mismas.

Cambio Princesa

En ‘Cambio de princesa’ tenemos a Stacy, interpretada por Vanessa Hudgens, una exitosa pastelera de Chicago aunque el novio la ha dejado hace relativamente poco y no lo está llevando bien del todo (no se, veo un patrón aquí), que viaja junto a su socio y a la hija de este a Belgravia, un país monárquico europeo inventado donde nieva mucho y hablan inglés (¿de qué me suena esto?), para participar en un concurso navideño internacional de pastelería. Allí descubre que es idéntica a Lady Margaret (Vanessa Hudgens también, claro), la prometida del sosísimo príncipe local. Y claro, se intercambian como en ‘El príncipe y el mendigo’ de Mark Twain. Hay dimes y diretes pero al final, faltaría más, triunfan el Amor y la Navidad. Así, con mayúsculas.

Lo que nos interesa de ‘Cambio de princesa’ es que, cuando Margaret-haciéndose-pasar-por-Stacy se dispone a pasar una velada navideña de peli, mantita y chocolate caliente con Kevin, terminan viendo ‘Un príncipe de Navidad’ en Netflix después de tener dudas entre esta y ‘Herencia navideña’. Misma situación (‘Un príncipe de Navidad’ en la tele) tenemos en los otros dos estrenos de 2018: ‘El calendario de Navidad’ (que va de un calendario de adviento que predice el futuro… a mi no me preguntes) y ‘Safari por Navidad’, donde Kristin Davis, desengañada de su matrimonio, se va de safari por Navidad y allí pues se enamora de un Rob Lowe que, además de guapo porque es Rob Lowe, es tope amante de los animales y amigo de los elefantes.

mapa-aldovia-belgravia

El NCCU empieza a coger forma pero de momento son fruslerías, poco menos que chascarrillos como los cigarrillos Red Apple en las pelis de Tarantino. Entonces llega 2019 y todo explota. Para empezar tenemos la segunda secuela de ‘Un príncipe de Navidad’, titulada ‘Un príncipe de Navidad: Bebé Real’ donde Amber se queda embarazada y Aldovia es amenazada por un país rival y una maldición gitana pero donde lo que realmente importa es que en un mapa podemos ver que Aldovia y Belgravia… ¡son países vecinos!. Pero entonces, si los dos países existen en la misma realidad, ¿Cómo es posible que en ‘Cambio de Princesa’ exista la película ‘Un príncipe de Navidad’?. ¿Qué clase de brujería es esta?. Y espera, que hay más.

Caballero Navidad

En ‘El caballero de la Navidad’ vemos como Sir Cole, un caballero inglés del siglo XIV termina por arte de birlibirloque en un pueblo del medio oeste norteamericano actual en vísperas de Navidad. Desorientado, Sir Cole es atropellado por Brooke, la maestra del pueblo (Vanessa Hudgens one more time), una muchacha estupenda pero escarmentada en temas de amoríos porque, no creo que te vaya a sorprender, la ha dejado el novio hace relativamente poco y no lo está llevando bien del todo. Al final pasa lo que tiene que pasar y es un nuevo triunfo del Amor, de la Navidad y de Kleenex, que madre mía que llorera más tonta al final. O seré yo que soy un sentimental, yo que se.

Al acoger Brooke a Sir Cole en su casa, este se queda embobado con la televisión 4k-negro-puro-de-la-repanocha y una de las películas que visiona con ansia viva es ‘Safari por Navidad’. Menos mal que no se cruza con ‘Cambio de princesa’ porque vaya shock para el muchacho, que todavía no se apaña del todo bien con el siglo XXI como para entender que había otras dos iguales que su Brooke. Pero la principal conexión no es esa si no cuando están adornando el Árbol de Navidad y uno de los adornos resulta ser la bellota de Aldovia (símbolo del país, que lo mismo también está cerca de Jabugo) que además resulta que los padres de Brooke compraron en dicho país en su luna de miel.

Es decir, que ‘Cambio de Princesa’, ‘Un príncipe de Navidad’ y ‘El caballero de la Navidad’ ocurren en la misma realidad. Toma jeroma pastillas de goma. Y así nos dejaron Netflix y la MPCA hasta este año 2020. Ni el Coronavirus nos quitó el gusanillo de saber como seguía evolucionando el NCCU… y lo ha hecho a lo grande.

‘Operación Feliz Navidad’ ha sido un poco bajón eso si: mera propaganda del ejercito de los Estados Unidos con poco ambiente navideño (lo que tiene rodar en Micronesia) y ningún link con el NCCU más allá de compartir actriz protagonista con ‘El calendario de la Navidad’. Pero ‘(Re)cambio de princesa’ ha sido otra cosa. Y es que nos ha dado lo que queríamos: el primer cruce entre sagas, el Tony Stark apareciendo al final de ‘El increíble Hulk’ ofreciendo a Bruce Banner entrar en el Proyecto Vengadores. Ya tu sabes.

Crossover

En ‘(Re)cambio de princesa’ asistimos, no sin antes vivir una serie de aventuras disparatadas provocadas por la aparición de la «tercera gemela», la prima Fiona (Vanessa Hudgens acaparando más que María Patiño en Mediaset), a la coronación navideña, faltaría más, de Lady Margaret como reina de Montenaro (otro país europeo monárquico inventado donde nieva mucho y hablan inglés más) y en la ceremonia tenemos cameo de los mismísimos Richard, Amber y Elleri, la mofletuda y rechoncheta heredera de Aldovia.

En la ceremonia de coronación de Lady Margaret en ‘(Re)cambio de princesa’ tenemos el primer crossover del NCCU con el cameo de los protagonistas de ‘Un príncipe de Navidad’

El gran crossover definitivo del NCCU by Xataka

Reunios

Un crossover muy esperado por los fans pero que demuestra que las reglas del NCCU no son muy estrictas ni rige la homogeneidad y/o la lógica. Vamos, que está un poco manga por hombro todo, las cosas como son. Pero vamos, que tampoco es para pillarse el berrinche que se han pillado algunos, como es el caso de Wired, que parece que estos «plot holes» e incongruencias fueran un ataque personal hacia ellos. Parafraseando a Fernando Tejero en ‘Aquí no hay quién viva’: un poquito de por favor.

En Xataka no nos lo hemos tomado tan a la tremenda si no más bien al contrario. Todavía no sabemos por donde irán los tiros en las próximas películas navideñas de Netflix y la MPCA aunque suponemos que una chica estupenda a la que ha dejado el novio y lo está pasando regular terminará visitando un país europeo monárquico, nevado e inventado y encontrando el Amor y el espíritu navideño. Tampoco como seguirán dando forma a este peculiar universo que es el NCCU pero nosotros vamos a proponer una idea para un super crossover. Si nos lee alguien de Netflix, que coja papel y lápiz (o se guarde el link, que estamos en 2020).

La próxima peli del NCCU estará protagonizada, seguramente, por una chica estupenda a la que ha dejado el novio y lo está pasando regular que terminará visitando un país europeo monárquico, nevado e inventado y encontrando el Amor y el espíritu navideño.

Se celebra el 700 aniversario de la fundación del reino de Aldovia y se monta una gran fiesta en Nochebuena (obviamente) a la que están invitadas todas las casas reales de Europa y, por supuesto, allí que acuden la reina Margaret de Montenaro con su consorte Kevin y el rey Edward con la reina Stacy de Belgravia… y allí que se planta también, como no, la prima Fiona con sus minions con la intención de encontrar una nueva victima que le costee el tren de vida entre los «royals».

Spiderman Meme

Pero eso no es todo porque Brooke y sir Cole, da la casualidad, que viajan a Aldovia de vacaciones para rememorar la luna de miel de los padres de ella. Cuando las cuatro Vanessas Hudgens se encuentren se producirá una perturbación tan grande en La Fuerza el flujo espacio-tiempo que todo se volverá muy loco. Entre otras cosas el ejercito inglés de la época de sir Cole aparecerá, con su hermano al frente, por un vórtice en Aldovia con aviesas intenciones de conquistar el país del rey Richard. Movidote.

Sin embargo, al final todo termina saliendo bien, faltaría más, y vuelven a triunfar el Amor, la Paz, la Navidad, los villancicos pop y la cuenta corriente de Vanessa Hudgens. Incluso el hermano de Sir Cole y la prima Fiona se gustan y ella decide sentar la cabeza. Después de la ceremonia y la fiesta todos deciden irse a África de safari para despedir el año y allí les esperan con los brazos abiertos Kristin Davis y Rob Lowe.

Sin embargo, y ya en escena post-créditos, mientras están en la cuenta atrás para el Año Nuevo, un nuevo vórtice aparece en el cielo y de él surge un avión del ejercito de los Estados Unidos arrojando cajas de regalos a diestro y siniestro. La primera, amigos de Netflix, es gratis. A partir de ahí, hay que pagar.

Nos cojan la idea o no, aquí seguiremos muy atentos al devenir de este peculiar Universo Cinematográfico Navideño de Netflix, puedes estar seguro. Ahora me despido y sigo con mis quehaceres, que tengo un árbol de adornar y una bandeja de turrones que atacar. La Navidad no se hace sola, hay que hacerla.


La noticia

¡Telefilmes navideños, reuníos! Netflix está montando un Universo Cinematográfico a lo Marvel con sus pelis navideñas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Fernando Siles

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología