99839711

El ex del Manchester City salió de inicio en un centro del campo en el que también estuvieron Kroos, Musiala y Wirtz. Situado en la posición de enlace entre la medular y el ataque, Gündogan ejerció por detrás de Havertz, que fue la referencia germana ante un combinado galo formado, entre otros, por Koundé, Dembélé y Mbappé. De hecho, Ousmane (83 minutos) y Kylian (acabó el partido) fueron las referencias en ataque de los franceses desde las dos bandas. Los alemanes se impusieron 0-2 en un encuentro en el que los de Nagelsmann encontraron la fórmula para frenar una línea ofensiva que se parecerá mucho a la que presente el PSG en la eliminatoria de cuartos de final de la Champions ante el Barça.

Dembélé y Mbappé, a cero

Y es que, más allá de la omnipresencia de Gündogan, que abandonó el terreno de juego a los 72 minutos, destacó el partido que realizó Ter Stegen, que tenía la responsabilidad de frenar a Dembélé y a Mbappé. Y respondió a lo grande porque fue capaz de frenar a uno y a otro en las ocasiones que tuvieron, ganando la primera batalla con la mirada puesta en la Champions. Fue solo un amistoso, pero sirvió para empezar a mostrar las cartas de unos y otros.