Tras miles de años de convivencia, acabamos de descubrir un nuevo color en los gatos: el «regaliz salado»

Tecnología

El pelaje de los gatos es fascinante. Los gatos tricolor, o calicó, hacen honor a su nombre con unos patrones de color muy distintivos que los hacen deseables para ciertos humanos, pero que, sobre todo, son curiosos a nivel genético. El motivo es que la mayoría de los calicó son hembras, siendo machos sólo uno entre 3.000. Esto es tan curioso como lo que acabamos de descubrir: gatos con un patrón de pelaje totalmente nuevo.

Y tiene un nombre no sólo apropiado, teniendo en cuenta de dónde procede, sino que representa a la perfección el carácter de los propios gatos. Este nuevo tono se ha llamado ‘salmiak’, que viene a ser ‘regaliz salado’.

Mutación finlandesa. Los gatos son criaturas fascinantes y, por tanto, el objetivo de múltiples estudios. Es algo que nos permite saber que nos escuchan todo el tiempo y que, aunque son un peligro para muchas especies, cuando se trata de cazar ratas… son tremendamente ineficaces. Observamos mucho a los felinos y así, en 2007 los finlandeses se dieron cuenta de que había un patrón de pelaje que no era muy habitual.

Ocurrió en el municipio Petäjävesi, de unos 4.000 habitantes, y se observó que en una población de gatos había algunos individuos que tenían un patrón similar al normal de esmoquin de color blanco en el pecho, con el resto del pelaje de color negro. Esto no tiene nada de especial, ya que hay muchos gatos así. Lo curioso es que en el color negro había cambio paulatino al blanco. Como si fueran unas mechas californianas, con la base de color negro que se iba haciendo más claro poco a poco.

Regaliz salado. En Finlandia hay unos dulces que, básicamente, son regaliz negro con sal. Esto puede estar presente de forma visual, pudiendo ver ambos colores perfectamente, o en forma de pastilla, como las clásicas Juanolas que son de un color negro, pero con un toque salado. Ese color del regaliz salado, o ‘salmiak’ es muy similar al que presenta esta variedad del pelaje felino, por lo que se ha decidido bautizar a estos gatos como ‘gatos salmiak’.

Trasfondo genético no identificado. Desde su descubrimiento, se han seguido a estas poblaciones y lo que se ha hallado es que descienden de una población salvaje de gatos de color negro y blanco/negro, hallándose únicamente en gatos sin pedigrí. Algo común en Finlandia (y en otros países) es esterilizar a los gatos callejeros para controlar a las poblaciones, por lo que tampoco se sabía si podrían reproducirse… hasta que recientemente una gata rescatada de la calle con ese patrón de pelaje dio a luz una camada.

La Universidad de Helsinki consiguió una muestra genética que, junto a Wisdom Panel, han podido analizar para estudiar este raro pigmento. Utilizando esa muestra y la prueba de detección MyCatDNATM, los investigadores descubrieron que el pelo blanco no tenía una explicación genética conocida. Por eso, recogieron muestras de otros gatos similares para descubrir lo mismo: el patrón blanco atípico tenía un trasfondo genético no identificado.

El gen KIT. Teniendo esto en cuenta, el equipo decidió profundizar y estudiaron el gen KIT. Este gen es crucial para el desarrollo de múltiples células, entre ellos los melanocitos que dan lugar a los pigmentos. Mutaciones en ellas tienen como consecuencias síndromes como el piebaldismo, por el que los afectados presentan mechones de pelos sin color (blanco) o leucodermia (parches de piel blanca.

La pigmentación blanca en ciertas partes de algunos patrones de gatos tiene que ver con variantes en el gen KIT, por lo que los investigadores prestaron atención a este gen sospechando que podría ser el culpable… y nada. Como explican, la secuenciación de los genes KIT de estos gatos no reveló ninguna variante que explicara el fenotipo, pero entonces se les ocurrió explorar la región tangente al gen y detectaron en los dos gatos de estudio que esa región alrededor del gen KIT sí podría afectar potencialmente al color del pelaje.

Rasgo recesivo. El equipo analizó entonces las muestras de ADN de 180 gatos domésticos disponibles en el biobanco de la Universidad. Algunos manifestaban el fenotipo que querían encontrar y otros no y se dieron cuenta de algo muy curioso: había gatos que tenían una copia de la mutación salmiak y no presentaban el pelaje característico, mientras que todos los gatos salmiak tenían dos copias de la mutación.

Esto significa que es el pelaje salmiak es una mutación que se hereda recesivamente, por lo que el rasgo sólo será visible si el gatito tiene una copia de la mutación de la madre y otra del padre. Y, más allá de encontrar por qué estos gatos tienen unas llamativas mechas californianas, permite a los investigadores saber que, si se quiere potenciar este rasgo, es necesario que se apareen un macho y una hembra salmiak.

Imágenes | Dwight Sipler from Stow, Marcin Floryan

En Xataka | El ser humano sólo ha logrado doblegar la voluntad de los gatos con atún enlatado. La ciencia ya sabe por qué


La noticia

Tras miles de años de convivencia, acabamos de descubrir un nuevo color en los gatos: el «regaliz salado»

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alejandro Alcolea

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología