Tres lugares para disfrutar a los Voladores más allá de Papantla
En este momento estás viendo Tres lugares para disfrutar a los Voladores más allá de Papantla
voladores de Papantla (Foto: Cuartoscuro)

A diferencia de lo que puede pensar el comediante Arath de la Torre y la empresa de préstamos Moneyman, los “Voladores de Papantla” se han convertido en un arriesgado espectáculo que atrae multitudes en los destinos turísticos más importantes de México.

Incluso, este ritual prehispánico que tuvo su origen hace más de dos mil años en la región de Totonacapan, en Veracruz, sorprendió a los conquistadores de la Corona española debido al atuendo empleado por los danzantes, que consistía en trajes confeccionados con auténticas plumas de aves como águilas, tecolotes, guacamayas, quetzales, entre otros.

De acuerdo con varios historiadores, nació como un ritual para la cosecha, pues los totonacos danzaban en el aire para solicitarle a los dioses su benevolencia para tener buenas lluvias. Aunque antes del palo del mástil y los postes de acero, se llevaba a cabo en la cima de los árboles más altos de la región.

voladores de Papantla (Foto: Cuartoscuro)
voladores de Papantla (Foto: Cuartoscuro)

Sin embargo, la danza es la misma: descender de cabeza amarrados por una soga a través de una serie de giros en torno al poste, al ritmo del tamborcillo y el flautín. La estabilidad del vuelo, y por lo tanto de la vida, depende del mecanismo giratorio de la cima.

Y claro, entre más alto es el poste, más tiempo dura el ritual. Por ello, te presentamos tres lugares donde podrás disfrutar al máximo de esta ceremonia prehispánica que desde 2009 es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Museo Nacional de Antropología, CDMX

Todos los días, tanto a las 10:00 como a las 19:00 horas, decenas de turistas nacionales y extranjeros, se reúnen frente al Bosque de Chapultepec para grabar con sus dispositivos móviles el arriesgado descenso de cuatro danzantes.

Se trata sin duda del lugar más icónico para apreciarlo en la capital del país, pues el poste que utilizan mide 27 metros de altura.

Al final, no está demás brindarles una propina como reconocimiento a su trabajo para preservar la tradición

Parque Xcaret, Quintana Roo

Aquí se divide en tres partes: la primera es la Danza del Perdón que se hace en honor al dios de la montaña por entrar al monte a buscar un árbol. La segunda es la Danza del Permiso para cortarlo, seguida de la Danza del Agradecimiento por su sacrificio. Por último, el son alegre de la Huahua relacionada con los rituales agrícolas, solares y cosmogónicos.

Se realiza sobre un poste de madera de 30 metros de altura y tiene una duración de 20 minutos. Los horarios para presenciarlo son a las 11:00, 13:00 y 15:00 horas.

Denunciados ante la FGR y Conapred

Arath de la Torre

En las últimas horas los “Voladores de Papantla” volvieron a convertirse en tendencia en redes sociales gracias a la polémica que desató el spot donde aparece el actor Arath de la Torre.

En el anuncio publicitario que ya fue suspendido, el también comediante pregunta qué tienen en común el número de vueltas que dan los voladores de este ritual prehispánico con el primer préstamo que obtienen de la compañía Moneyman. “Que ambos te generan cero interés”, expresa.

Si bien Moneyman deslindó a De la Torre del mensaje y él mismo reconoció que el spot tuvo un tono e interpretación inadecuados.

Al respecto, decenas de personas han firmado en change.org una petición que pide cancelar los programas que Arath tenga en Televisa, por motivos discriminatorios.

Por si fuera poco, el Consejo para Protección y Preservación de la Ceremonia Ritual de Voladores A.C y organizaciones de voladores de Puebla, San Luis Potosí, Michoacán y Guatemala, informó que levantaron una demanda ante la Fiscalía General de Estado (FGE) de Veracruz y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), por lo cometido por la empresa Moneyman.

La nota Tres lugares para disfrutar a los Voladores más allá de Papantla salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad