Ucrania tiene los Switchblade y Rusia los Geran-2: qué son y cómo funcionan los drones kamikaze rusos

Tecnología

Ucrania tiene los Switchblade y Rusia los Geran-2: qué son y cómo funcionan los drones kamikaze rusos

Los drones kamikaze han vuelto a aparecer en escena en la Guerra de Ucrania. Rusia ha lanzado en las últimas horas una serie de ataques contra Kyiv, golpeando edificios residenciales y parte de la infraestructura crítica del país, según Euronews.

Este tipo de arma, sin embargo, no es nueva en el conflicto. Los drones kamikaze llevan utilizándose desde hace meses en el campo de batalla. Mientras que Ucrania tiene los Switchblade estadounidenses, Rusia habría adoptado los Shahed-136 iraníes.

¿Qué son los drones kamikaze?

Los drones kamikaze utilizados por Rusia y Ucrania, aunque no comparten todas sus características, pertenecen a un grupo conocido como de “munición merodeadora”. Es decir, tienen la capacidad de sobrevolar el campo de batalla en busca de objetivos.

Una vez que reciben la orden, estos drones adquieren un comportamiento “kamikaze”: se lanzan en picado sobre el enemigo. La magnitud del ataque depende de la versión utilizada, pero hay modelos que tienen la capacidad de infligir daño incluso a vehículos blindados.

La principal ventaja de este tipo de arma es que es cuenta con GPS y es controlada remotamente. Así, puede efectuar ataques manteniendo a salvo a los operadores. La principal desventaja es que emiten un zumbido cuando se acercan y pueden alertar a las defensas antiaéreas.

¿Cómo son los drones kamikaze que está utilizando Rusia?

Rusia mantiene en secreto qué drones está utilizando en el conflicto. No obstante, de acuerdo a NBC, los funcionarios ucranianos y estadounidenses creen que se trata de aparatos fabricados en Irán, específicamente los Shahed-136, que habrían sido renombrados como Geran-2.

Durante el ataque de este lunes, Rusia habría atacado a Ucrania con un total de 42 drones. La mayoría de ellos fueron derribados, según el asesor del ministro del Interior de Ucrania, Anton Gerashchenko. Sin embargo, el país cree que Moscú ha pedido 2.400 drones más a Irán.

Esto ha llevado a Volodymyr Zelenskyy a calificar la relación entre Rusia e Irán como “la colaboración del mal” diluyendo las relaciones diplomáticas entre ambos países, de acuerdo a Reuters. Teherán, por su parte, niega haberle entrado drones a Moscú para que los use en la guerra.

Military Factory explica que los Shahed-136 son los drones kamikaze más modernos de Irán. Entraron en servicio en 2021 y tienen características avanzados que les permiten “eludir a las defensas aéreas”, así como atacar objetivos con precisión a distancia.

Los drones kamikaze iraníes tienen una apariencia muy diferente a la de los Switchblade estadounidenses. No son pequeños y tienen un ala en forma de delta recortada con un fuselaje central que se conecta con las alas cuyos timones estabilizados se ubican en los extremos. 

Tanto la ojiva como los sistemas ópticos y sensores se encuentran en la sección de la nariz. El motor se encuentra en la parte trasera e impulsa una hélice con dos palas. En relación al tamaño, el dron mide 3,5 metros de largo y tiene una envergadura de 2,5 metros.

Como mencionamos arriba, es controlado remotamente al igual que los otros modelos de drones kamikaze. Con sus 200 kilogramos de peso puede volar a una velocidad máxima de 185 kilómetros por hora y alcanzar una autonomía aproximada de 2.500 kilómetros.

Imágenes: دارکاخ (Wikimedia Commons) | Dirección de Comunicaciones Estratégicas de las Fuerzas Armadas de Ucrania


La noticia

Ucrania tiene los Switchblade y Rusia los Geran-2: qué son y cómo funcionan los drones kamikaze rusos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.

  • Categoría de la entrada:Tecnología