Un poder judicial sumido en el desánimo critica la irresponsabilidad de PSOE y PP por volver al bloqueo

Redacción

Sorpresa y desánimo, así han recibido los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y jueces y magistrados la noticia que a última hora de este jueves constataba una suspensión de las negociaciones para renovar el órgano de gobierno de los jueces entre el PSOE y el PP, que los de Núñez Feijóo justifican en el interés del gobierno por reformar el delito de sedición. Fuentes de la judicatura consultadas por El PERIÓDICO DE ESPAÑA hablan de irresponsabilidad de los políticos y advierten que debe cumplirse la Constitución.

El presidente suplente del CGPJ tras la renuncia de Carlos Lesmes, Rafael Mozo, ha reconocido en una entrevista en la Cadena Ser que esperaban que el acuerdo fuera anunciado mañana, y ha lamentado que esta marcha atrás a última hora agudiza la crisis institucional.

«He recibo las informaciones con mucha extrañeza. Mi preocupación se ha agudizado. Se preveía que mañana se culminara el acuerdo cuando nos hemos encontrado este problema. La crisis institucional es profunda, por encima de todo está la institución, que afecta a órganos fundamentales. Es una situación muy grave que daña el funcionamiento de la Justicia. Deben reanudar las conversaciones y debo decir con firmeza que esto agudiza la crisis en el funcionamiento de la Justicia», ha explicado Mozo en la Cadena SER.

«Estoy molesto, realmente vemos que esta situación perjudica a la Justicia y el normal funcionamiento de la misma», ha manifestado, para incidir que «por encima de todo está el cumplimiento de la Constitución y que la ley se cumpla. Las instituciones deben estar cada vez más afianzadas y que funcionen. Tenemos limitadas nuestras competencias y no es normal que estemos aquí así».

Había ya pleno de despedida

«En el pleno hemos acordado un día para resolver las cuestiones que quedan por resolver«, ha señalado. Fuentes consultadas por este diario han señalado que incluso se habían fija dos días precisos para este último Pleno, el 10 o el 14 de noviembre, lo que evidencia lo inminente que veían el acuerdo. 

Desde el sector progresista del órgano se habla de «falta de responsabilidad y de dejación del poder judicial, ya que al final no es solo el CGPJ, sino los órganos judiciales», señalan, subrayando que «el Tribunal Supremo está a punto del colapso y también hay un montón de cargos gubernativos en funciones». 

«Parece que al final la justicia importa poco para algunos, o les importa solo para controlarla», añaden. Las mismas fuentes agregan, en alusión al PP, que «estando en la oposición resulta fácil hallar puntos de desencuentro con el gobierno».

Designaciones en el TC

Desde la parte conservadora se apunta que este «nuevo escenario» les coloca en una posición de «enorme responsabilidad», pues «no toca decidir en caliente». Se refieren estas fuentes a las negociaciones para elegir a los dos magistrados para el Tribunal Constitucional que les corresponde designar por cuota. Sobre este apunte, Mozo dice desconocer si éstas se reanudarán en breve, y tampoco puede decir en este momento si se plantean una renuncia en bloque tras el último desaire de los políticos. «Tampoco creo que sea una solución que haya que tomar mañana», ha dicho.

Por lo que se refiere a las asociaciones, la única en pronunciarse esta noche ha sido la segunda en número de afiliados, Francisco de Vitoria, cuyo portavoz, Jorge Fernández Vaquero, cree que “esta suspensión de negociaciones no deja de ser un proceso mal desarrollado” que debía haberse hecho “desde el parlamento de manera transparente” y “aquí lo que hemos visto es que desde el Gobierno hacía una negociación secreta con el PP”. 

En opinión de esta asociación, “una renovación sin más no arregla nada” si no trata de ajustarse a los estándares europeos con la elección de los vocales de extracción judicial por los propios jueces. «El PP y el PSOE están trabajando en clave electoral y es imposible arreglar nada con estos criterios”, añade.

Se da la circunstancia de que este miércoles numerosos magistrados y fiscales del Tribunal Supremo, así como vocales del CGPJ, se acercaron al Paraninfo de la Universidad Complutense, con motivo de la incorporación de Manuel Marchena a la Real Academia de Doctores de España. Pese a que la renovación apenas se trató, no faltó quien recordó cómo la negociación anterior se frustró en el último momento cuando prácticamente estaba todo hecho, como ha ocurrido ahora.

  • Categoría de la entrada:Deportes