Un sólido y efectivo Levante tumba casi sin oposición al Tenerife

Redacción

Un gran derechazo de Cantero en el primer tiempo y un cabezazo de Mustafi casi al final bastaron para que el Levante, sin brillantez pero con efectividad en las dos áreas, obtuviera este sábado su primera victoria de la temporada ante un Tenerife muy discreto en ataque y que apenas opuso resistencia al equipo local.

Arrancó Nafti con cambios en el once, con cuatro defensas y no cinco como en las dos primeras jornadas y con la primera titularidad del curso de Campaña. Ante un Tenerife con un sistema calcado, el tramo inicial fue para el Levante, con más posesión, aunque la mejor ocasión llegó en el bando visitante tras un centro lateral de Nacho que Enric Gallego remató forzado y ligeramente por arriba del larguero (m.13).

Veinticinco minutos tardó el Levante en rematar a puerta, con un tiro centrado de Cantero que Juan Soriano despejó sin demasiados apuros.

Radicalmente distinto fue su siguiente chut. Tras una brillante combinación ya en el campo del Tenerife entre Pepelu, Iborra y Wesley, el brasileño cedió el balón a Cantero en la frontal y éste, con un violento disparo con la derecha, colocó el 1-0.

El gol dio alas al Levante y desconectó al Tenerife. A punto estuvo el cuadro local de marcar el segundo, pero el cabezazo de Wesley lo sacó en la línea de gol con la testa Carlos Ruiz, que también fue el protagonista de la última ocasión del primer tiempo, ya que rozó un centro desde la izquierda con el meta rival batido y que hubiera supuesto el empate.

Parecía dispuesto Cantero a ser el gran protagonista del choque, pues una buena acción individual le permitió entrar en el área por el carril derecho, pero se quedó sin fuerzas para acertar con el centro. Sin noticias del Tenerife en ataque, Joni Montiel inquietó con una falta lejana a Juan Soriano, que despejó muy forzado (m.54).

Buscó la reacción Ramis con la entrada de Borja Garcés y Teto en el minuto 72. Volcado en campo del Levante pero sin ser capaz de asociarse con fluidez, el peligro del Tenerife llego a balón parado. Fue otra vez Carlos Ruiz el que casi marca, pero esta vez era el portero Cárdenas el que evitaba el gol bajo su propia portería tras un cabezazo bombeado.

Se encerró el Levante para fiar todo su fútbol a las carreras del recién incorporado De Frutos y encontró la sentencia con un gol de Mustafi (m.83) de cabeza tras rematar un saque de esquina. Paró Juan Soriano el primer remate del alemán, pero no pudo con el segundo y el Levante se llevó, merecidamente aunque sin un juego vistoso, su primera victoria del curso.

  • Categoría de la entrada:Deportes