Una gala de los goya marcada por el #metoo, aunque con menos carga de lo esperado

Redacción

98026994

Los primeros Goya del tantos años esperado #MeToo español han resultado unos premios reivindicativos, pero muy lejos de lo que se vio hace años con temas como el de la guerra de Irak. Quizá faltan todavía más conciencia o más casos para que el esté más a flor de piel. Quedó claro en la intervención de Fernando Méndez-Leite, que no se explayó con el tema: «Como ya han dicho mis compañeras, la Academia condena cualquier abuso o violencia que se ejerza contra las mujeres». Hizo después una pequeña oda al creciente éxito de las mujeres en la profesión: «Nuestras jóvenes directoras han ganado este año la Concha de Oro, la Biznaga de Málaga, la Espiga de Valladolid, los Gaudí y el premio de la Quincena de Cannes», parecía enorgullecerse. Pero el anticlímax llegaba al final de esa retahíla: «dejad algo para nosotros». Lo dicho: falta camino.

  • Categoría de la entrada:Deportes