Una gran plantilla a la espera de un gran equipo
En este momento estás viendo Una gran plantilla a la espera de un gran equipo

Redacción

El partido en el Reale Arena dejó sobre todo un titular: el Barça tiene una gran plantilla, a la espera de tener un gran equipo. También que hay dos jugadores jóvenes especiales en la plantilla. El primero Pedri, juega a otra cosa. El segundo, Ansu, que entró con 1-1 en el marcador y se marchó al vestuario con el 1-4. Necesitaba el gol el delantero, que da la sensación sigue en un proceso para recuperar el sitio que le pertenece: el de la bandera del Barça del futuro junto a Pedri. Los dos apenas pudieron participar la temporada pasada. En esta ya están marcando diferencias. 

El partido ante la Real sirvió para constatar también que los partidos se ganan en las áreas. Los equipos campeones las dominan y en el Reale Arena el Barça tuvo a Ter Stegen y Lewandowski. El alemán se está ganando volver a estar en el debate de los mejores porteros del mundo. 

El polaco está asumiendo con una naturalidad pasmosa el papel por el que se le fichó. Vino para marcar goles y eso está haciendo sin despeinarse. Ante la Real hizo dos goles que contribuyeron a un resultado engañoso. Son solo dos jornadas, pero al Barça le falta consistencia. Xavi sigue buscando el camino pero solo Pedri parece saber interpretar la partitura con precisión.

El mejor ejemplo sigue siendo De Jong, que juga a otra cosa. En un estilo que exige minimalismo, sigue estancado en los excesos y el barroquismo. En el Real Arena, todos fueron a remolque durante muchos minutos excepto Pedri, que encontró soluciones con puro talento, a veces, y entendimiento del juego, en otras. Xavi tomó partida esta vez desde el principio pero el equipo no fluyó. Ante una Real que juega sin extremos y cuatro centrocampistas, renunció a los cuatro defensas. 

La suplencia de Piqué, Alba y Sergi Roberto fue un mensaje rotundo. La declaración de que, esta temporada, sí parece anunciar un cambio de ciclo. Nadie imaginaba que con Xavi en el banquillo, el gran problema del Barça sería el control de los partidos. No lo necesitó para ganar a la Real. Le valieron 30 minutos finales trepidantes y el impulso de Ansu. El Barça tiene plantilla, pero sigue buscando el equipo.

  • Categoría de la entrada:Deportes