Venezuela rechaza la vuelta de las sanciones económicas de EEUU por la inhabilitación de candidatos opositores

Redacción

«Jamás aceptaremos un ultimátum«, aseguró Venezuela ante la decisión de Estados Unidos de reactivar las sanciones económicas contra el Palacio de Miraflores por cumplir a medias los acuerdos de Barbados con la oposición de cara las elecciones presidenciales del 28 de julio en las que Nicolás Maduro busca mantenerse en el poder. Washington considera que el madurismo ha puesto limitaciones para que sus adversarios participen libremente. Su respuesta al impedimento de Corina Machado y su sucesora Corina Yoris de postularse como candidata de la Plataforma Unitaria fue no renovar la licencia que permitía exportar en los mercados internacionales el petróleo que extraen tanto la estatal PDVSA como a las empresas extranjeras que operan en ese país. Esas últimas firmas tienen como plazo el último día de mayo para frenar su actividad. El alivio de las sanciones había permitido a Venezuela dinamizar su alicaída economía. El PIB creció un 5% en 2023. Maduro esperaba una cifra aproximada antes de que se conocieran las medidas de la administración de Joe Biden por las cuales las petroleras que realicen negocios con PDVSA están obligadas ahora a pedir autorización al departamento del Tesoro norteamericano.

«Desde octubre pasado insistimos en que mantener el alivio de las sanciones dependía del compromiso de Maduro de cumplir lo establecido en el Acuerdo de Barbados», señaló un funcionario del Gobierno de Biden citado por la revista digital ‘Tal Cual’. En Washington, añade la publicación, se reconoce que algunos de los puntos pactos en octubre en esa isla caribeña fueron materializados, entre ellos la apertura a la observación internacional de las elecciones y el establecimiento de un cronograma para los comicios. Sin embargo, la inhabilitación de Machado y los obstáculos que tuvo Yoris, su reemplazante, para inscribir la candidatura, así como el arresto de activistas opositores, aparecen en la balanza como elementos que la inclinan hacia el lago negativo que motiva el endurecimiento de la Casa Blanca.

Reacción del Gobierno

Jorge Rodríguez, el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y principal negociador del Gobierno con la oposición tanto en México como Barbados, consideró que la administración de Biden es la que, con su giro, se aparta de los compromisos adquiridos de acompañar el camino de las elecciones.  «Somos un país independiente y soberano que hace muchos años se sacudió de las cadenas imperiales. Nosotros lo que firmamos lo cumplimos. Nuestra posición fue estar dispuestos a conversar, además expresamos que esas sanciones no debían imponerse porque son ilegales, ilegítimas y porque estaban reñidas con el derecho internacional».

A su vez, Rodríguez presentó documentos y fotos de distintas reuniones sostenidas con emisarios de Biden en Italia, Qatar y México en los que explicó sus posiciones en relación con la agenda electoral. «Hay que ver quién cumplió y quién no cumplió con su palabra y compromiso«. Las negociaciones entre Washington y Caracas habían contemplado en su momento un acuerdo para deportar a inmigrantes ilegales procedentes de Venezuela. Esos vuelos estaban en el limbo desde comienzos de años. Rodríguez informó que fueron suspendidos.

Crítica a Noruega

A la vez, el titular de la AN lanzó un inédito reproche hacia la mediación de Noruega en el conflicto del Gobierno y el antimadurismo. «La facilitación de Noruega siempre tira la cabra para el monte, siempre tira más para EEUU y para la oposición«. Esa supuesta parcialidad, añadió Rodríguez, «la venimos sobrellevando hace tres años». El malestar del Palacio de Miraflores, del que se hace eco su principal autoridad legislativa y uno de las principales espadas de Maduro, se relaciona con una presunta gestión de un representante de Oslo con sectores del Gobierno para que se habilite un candidato opositor que ha sido impedido de inscribirse.

Rodríguez insistió en que para participar de los comicios, los aspirantes a cargos electivos deben cumplir los requisitos que establece la ley. Si no lo hacen, «no podemos avalar que se viole la Constitución y las leyes. Lo dijimos decenas de veces». La oposición busca en medio de las restricciones encontrar un competidor que agrupe a todos los sectores que rechazan la continuidad de Maduro. La Plataforma Unitaria ha informado que su primer encuentro con Manuel Rosales ha sido «positivo».

En este contexto, autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) se reunieron con representantes diplomáticos acreditados en Caracas para informarse sobre el proceso electoral. Rodríguez dijo que en breve hará lo propio con el Centro Carter.

  • Categoría de la entrada:Deportes