Vettel todavía es duda

Redacción

Aston Martin aún no sabe si podrá contar con su primer piloto en Arabia Saudí. Hace justo una semana, a primera hora del jueves, el equipo confirmaba la baja de Sebastian Vettel para la cita inaugural de la temporada en Bahréin. El alemán había dado positivo en COVID y su debut en la nueva era de la Fórmula 1 se tenía que retrasar, como mínimo, una semana más. Pero el tetracampeón del mundo quizá tenga que esperar hasta Australia para subirse a su nuevo monoplaza.

Siguiendo el procedimiento de la semana pasada, el equipo ha vuelto a comunicar a través de sus redes sociales una actualización de la encrucijada en la que Vettel se encuentra. El alemán sigue esperando una prueba negativa en COVID que le permita viajar hasta Yeda y poder disputar, a partir de este viernes, el Gran Premio de Arabia Saudí. «Retrasaremos nuestra decisión final hasta el viernes para brindarle a Seb todas las oportunidades para competir», informaba Aston Martin a primera hora de este jueves, con la esperanza de ver a su primer piloto en la parrilla de salida de este domingo. Vettel tiene 24 horas para dar negativo en la prueba y viajar hasta Arabia Saudí.

En caso de que no lo consiga, el equipo volverá a recurrir a Nico Hulkenberg, de 34 años, quien ya corrió el pasado fin de semana en Bahréin. «Estará en Yeda para reemplazar a Seb si es necesario», confirma Aston Martin en sus redes sociales. De confirmarse la baja de Vettel para este fin de semana, sería la quinta vez que Hulkenberg tiene que reemplazar a un titular de la parrilla de F1 por culpa del coronavirus. La semana pasada acabó la carrera en decimoséptima posición. Fuera de los puntos, aunque el director del equipo, Mike Krack, elogió al alemán por todo su trabajo en tan poco tiempo. «Fue muy bueno tener a alguien con esta experiencia, que conoce las limitaciones que tienes en estas situaciones», explica.

  • Categoría de la entrada:Deportes