Vuelve el ‘Boxing Day’, vuelve la Premier League

Redacción

A Papá Noel le va el fútbol. Y le va, sobre todo, el fútbol inglés. Porque se ha cansado de competir con él. Se ha cansado de la tozudez británica. Le va porque tiene que lidiar con él cada año. Mientras en otros países su figura es venerada hasta la saciedad, en Inglaterra es casi tan sagrado él como el propio fútbol.

Y, al final, la lógica dice que cuando no puedes vencer a tu enemigo, únete a él. Y eso ha hecho Papá Noel. Ahora se ha visto obligado a que le guste el fútbol. Ya, de hecho, se divierte, ve cómo los aficionados que llenan las gradas en épocas navideñas le ‘copian’ y se disfrazan de él.

Los estadios cogen color a regalos, a caldos calientes, a familia… Porque al final el fútbol es una excusa más para reunirse con la familia, para estar con los más pequeños. Todo eso le encanta a Papá Noel. Y bien lo saben en Inglaterra, que aprovechan una festividad centenaria como el ‘Boxing Day’ para ‘autoregalarse’ fútbol.

De la caja que los señores daban a sus sirvientes después de los excesos del día de Navidad de antaño que se convirtió en tradición, al ‘regalo’ que da el fútbol a Inglaterra en forma de jornada futbolera actualmente. Más tradición incluso que la tradición.

El día después de que Papá Noel aparezca y llene los árboles británicos de regalos, la pelota rueda en los estadios ingleses. Desde hace mucho. Un 26 de diciembre de 1860, de hecho, fue el primer partido que se jugó de esto que llamamos fútbol. Ni se sabía por entonces que iba a ser lo que es ahora. Ni tenía las mismas reglas. Pero ahí queda la fecha para la eternidad.

Una tradición sin igual

Desde hace muchas décadas que nadie ha osado tocar ese 26 de diciembre. Elevado a los altares. Solo las dos malditas guerras mundiales han privado a Inglaterra de celebrar el último 26 del año con fútbol, con Premier League. Así, si solo la pararon las guerras, no lo iba a hacer un Mundial atípico disputado en invierno y en Qatar.

Pese a que algunos jugadores lleguen sin apenas descanso después de la cita mundialista, con entrenadores tirándose de los pelos para montar ‘onces’, y con una jornada ‘criminal’ de EFL Cup de por medio en la que algunos ‘grandes’ jugarán, habrá fútbol el día del Boxing Day. Haaland dejará de aburrirse.

Volverá la Premier League, la primera de las grandes ligas, ‘casi’ tal y como la dejamos. Ese ‘casi’ no es otro que la marcha de Cristiano Ronaldo del Manchester United tras romper contrato. El resto, todo sigue más o menos igual en Inglaterra, con un Arsenal que coge forma de ‘Invencible’ y que deberá reponerse a la lesión de Gabriel Jesus, con un City de Haaland a la caza y un Newcastle que empieza a ver cómo los millones saudíes repercuten en lo que pasa en el verde.

Un Mundial que no impide el ‘Boxing Day’

La disputa del Mundial ha marcado la temporada y la va a marcar. Sin duda. Para bien y para mal. Habrá quién se beneficiará de ello si tras el parón logra romper con la dinámica negativa que arrastraba y habrá quién saldrá perjudicado si sus futbolistas llegan ‘tocados’ y se pone fin a su buena racha. Veremos.

Lo que está claro es que las decepciones de De Bruyne, Kane y Richarlison, por poner tres ejemplos, de nada sirven. El Mundial ya es historia y ahora, tras jugarse en las últimas horas algunos partidos coperos, vuelve la Premier League a Inglaterra. City, Chelsea y United no jugarán el 27 y 28, así que habrá que abrir boca ya con los Tottenham, Arsenal y compañía. Es la jornada del ‘Boxing Day’, hoy 26 de diciembre, que se extiende al 27 y 28 por logística. Pero Boxing Day, al fin y al cabo. Y eso es sinónimo de fútbol y de Navidad. Una conjugación perfecta en Inglaterra.Brentford – Tottenham (13:30h)

El ‘monstruo de Manchester’ pone a prueba a un Tottenham que se fue al Mundial de aquella manera. Con tres derrotas en los últimos cinco partidos de Premier, las tres ante rivales de su liga, el conjunto de Conte necesita volver a la buena senda para mantener esa cuarta plaza que este año apunta a estar carísima. No lo tendrá fácil.

Porque hasta diez jugadores ‘spur’ vienen del Mundial, algunos de ellos con decepciones sonadas como las de Kane o Richarlison, y porque en frente estará un Brentford que en la última jornada hizo saltar la banca ganando al City en el Etihad. En el otro lado de la ciudad de Manchester también se acuerdan del equipo que le metió cuatro al United y que forzó la salida del once de un tal Cristiano Ronaldo.

Southampton – Brighton (16:00h)

Los ‘saints’, uno de los equipos que más ha podido trabajar la vuelta a la competición puesto que tan solo ‘ha enviado’ a dos mundialistas, se mide a una de las grandes revelaciones de la Premier League hasta la fecha: el Brighton. El cuadro dirigido por De Zerbi ha asombrado en lo que llevamos de temporada por su juego alegre y de ataque, capitaneado por un campeón del mundo como Mac Allister.

Hasta ocho mundialistas forman parte de un equipo que tiene en sus filas ‘jugones’ como Caicedo, Lallana, Trossard o Estupiñán. El Brighton va séptimo tras el Liverpool. Captar un gran talento joven y hacerlo jugar siempre suele traer éxitos. Aun así, viene de caer ante el Charlton en la EFL Cup hace escasos días.

Leicester City – Newcastle (16:00h)

A los ‘foxes’ les llegó el Mundial cuando parecía que remontaban el duelo. Tras un inicio horrible de campaña en el que el proyecto de Brendan Rodgers empezó a tambalearse, Tielemans lideró la resurrección del Leicester City. Pese a que el equipo posiblemente atraviese su peor momento deportivo desde que el club alzara el título de la Premier, los ‘foxes’ quieren seguir su escalada. En ello están. Volvieron a competir en la EFL y vencieron al modesto MK Dons (0-3).

Su primera piedra seria tras el parón, eso sí, será una de las más ‘molestas’, un Newcastle que ya empieza a justificar todo el apoyo financiero saudí que le respalda. Solidez defensiva, magia en el centro del campo con Bruno Guimaraes y pegada arriba con los Joelinton, Isak y compañía. Todo funciona en St James’s Park en un equipo que no pierde en la Premier League desde agosto. Marcha tercero. Temporadón hasta la fecha el suyo, en un proyecto al que aún se le irán sumando muchas piezas a golpe de talonario.

Crystal Palace – Fulham (16:00h)

Mitrovic regresa donde se siente cómodo, en una Premier League y un Fulham que le van como anillo al dedo. Es el gran goleador de los ‘cottagers’ con nueve tantos y vuelve tras cuajar un Mundial tan decepcionante como el que realizó toda Serbia.

Él y el Fulham se enfrentarán al Crystal Palace en un duelo en la zona media de la clasificación. Ninguno de los dos conjuntos va especialmente apurado, pero ya saben cómo funciona esto: dos partidos perdidos te hacen meterte de lleno en la pelea por el descenso.

Everton – Wolverhampton (16:00h)

Sí, el Wolverhampton de Ruben Neves, Moutinho, Diego Costa, Guedes y compañía sigue siendo el colista de la Premier League. No le podía venir mejor el parón para tratar de resucitar como sea. Lo intentará hacer ahora con Julen Lopetegui a los mandos. A los ‘wolves’ les sobra talento en el centro del campo y arriba, pero les tocará bajar al barro si no quieren ver peligrar la temporada.

No llegan con los mejores ánimos tras el Mundial después de que Portugal (más de la mitad de la plantilla es lusa) cayera en los cuartos contra todo pronóstico. Esperan a Matheus Cunha ya.

Por suerte para ellos, ahora se abre un nuevo escenario con más de la mitad de la campaña por delante. El primer obstáculo será un Everton que también necesita hacer su ‘reset’ particular. Bordea los puestos de descenso. La lesión de Calvert-Lewin pesa demasiado.

Aston Villa – Liverpool (18:30h)

El proyecto de Unai Emery vuelve a ponerse a cero. Tras lograr dos victorias en sus primeros dos encuentros ligueros con el nuevo técnico, el Aston Villa mide ahora su nueva fuerza ante un Liverpool que necesita victorias como el comer. Necesitaban los ‘reds’ este parón para hacer reset y veremos qué versión vemos de los de Klopp a partir de ahora. De momento, marchan sextos a solo cuatro puntos de la zona Champions.

Salah, Thiago, Fabinho (sin apenas participación con Brasil), Robertson, Alexander-Arnold… Llegan todos descansados a esta nueva ‘temporada’ que se abre. El egipcio tiene ganas de reivindicarse tras su inicio de temporada más terrenal en Liverpool. Delante tendrá un duro rival. Si algo ha demostrado Emery es que para ganarle hay que sudar tinta. Los ‘reds’ vienen de caer en la EFL Cup ante el City de Guardiola.

Arsenal – West Ham (21:00h)

Toda Inglaterra espera que la efervescencia del líder Arsenal se desplome, que llegue el día en el que el proyecto de Arteta empiece a dar síntomas de flaqueza… Pero las jornadas pasan y el conjunto ‘gunner’ ahí sigue, desplegando un fútbol que enamora con Odegaard, Saka y Martinelli en estado de gracia y liderando la Premier con puño de hierro.

La vuelta del parón es la gran prueba de fuego para saber de qué pasta está hecho este equipo. Las lesiones empiezan a aparecer (Gabriel Jesus estará ‘KO’ varias semanas), los once intocables deberán ir rotando para poder cubrir todas las competiciones y ahí es donde se verá si el Arsenal está hecho para ganar la Premier.

De momento, Arteta ha ido jugando con su equipo de gala todos los partidos a la espera de los refuerzos en invierno, pero veremos qué pasa a partir de ahora. Veremos si esos fichajes que tanto ha pedido el técnico llegan. De momento, lo que tiene el Arsenal ante sí es un nuevo reto y una nueva ‘temporada’ que se abre tras el Mundial, con un City que no dejará de apretar. Partido a partido.

No ha tenido jornada de Copa como sí la ha tenido el conjunto de Guardiola, así que la primera piedra será un West Ham venido a menos pero que tiene jugadores para sorprender a cualquiera. Paquetá necesita recuperar su mejor versión con los ‘hammers’. El duelo entre el brasileño y Odegaard en el centro del campo apunta a ser clave. Dos jugadores diferenciales. El noruego, descansado y capitán, debe asumir galones ante la baja de Gabriel Jesus. Nketiah apunta al once.

Chelsea – Bournemouth (27/12 – 18:30h)

Hablábamos de que el Mundial podría haber servido a algunos equipos para hacer un borrón y cuenta nuevo. O al menos eso es lo que esperan clubs como el Chelsea, que llegaron al Mundial con el agua al cuello. Dos empates y tres derrotas en los últimos cinco partidos de la Premier y una eliminación de la EFL Cup ante el Manchester City ha sido el balance ‘blue’ en sus últimos encuentros.

Graham Potter tiene trabajo por delante. A 8 puntos está del liderato. En su primer encuentro tras el parón, el Chelsea se ve las caras con un Bournemouth cuya lucha sigue siendo mantener la categoría. Goleó al Everton en su último duelo liguero.

Manchester United – Nottingham Forest (27/12 – 21:00h)

La Premier League vuelve a abrirse paso en Manchester, aunque ya no es la misma ciudad de siempre desde la marcha de Cristiano. Ahora Ten Hag tendrá algo más de tranquilidad para seguir construyendo su proyecto deportivo, sin el ruido mediático de tener que dejar a una leyenda como el de Madeira en el banquillo.

Ha vuelto bien del Mundial después de pasar de ronda copera, con un Casemiro que apunta a ser el nuevo líder en el equipo. Los ‘red devils’, sin bajas sensibles, tienen a tiro los puestos Champions y buscarán la victoria ante un Nottingham Forest que no termina de despegar pese a cambiar toda la plantilla el pasado verano. Se apunta a invierno movido también en los despachos, sobre todo si el equipo sigue sin dar con la tecla. De momento, marcha en posiciones de descenso.

Leeds United – Manchester City (28/12 – 21:00h)

Habrá que esperar un par de días desde el ‘Boxing Day’ propiamente dicho para ver en acción al Manchester City. Los ‘sky blues’, con la moral reforzada después de eliminar al Liverpool de la EFL Cup, se miden al Leeds en un duelo más que atractivo por la propuesta futbolística de toque de ambos conjuntos. El conjunto mancuniano sigue a la caza del inalcanzable Arsenal y tan solo espera que los tropiezos empiecen a hacer mella en el cuadro ‘gunner’.

A Pep Guardiola no le gusta demasiado esta concentración de partidos en épocas navideñas, pero así es el fútbol en Inglaterra. Al que parece que sí le va más es a Haaland. Volvió a vestirse de corto ante el Liverpool tras más de un mes sin competir oficialmente y vio portería. Aseguraba “estar aburrido”, así que nada mejor que un carrusel de partidos para demostrar su voracidad. Llega con hambre a la Premier, como todo un City que aspira a volver a levantar el título. Parece que tan solo el Arsenal puede ser capaz de impedírselo.

  • Categoría de la entrada:Deportes