Zelensky estuvo “relativamente cerca” de explosiones mientras visitaba a tropas en el frente de batalla
Volodymyr Zelensky visitó la aldea de Robotyne, en la frontera sur de Ucrania

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, estuvo “relativamente cerca” de las explosiones durante su viaje a la aldea de Robotyne, en la frontera sur, el domingo, dijo su portavoz.

“Esto es Robotyne, y hay hostilidades activas allí, por lo que hubo explosiones relativamente cercanas”, dijo el portavoz de Zelensky, Sergiy Nykyforov. “Pero no dramatizaría la situación”.

Zelensky dijo el domingo que había visitado a las tropas en Robotyne, que Kiev retomó de las fuerzas rusas el verano pasado pero que nuevamente está bajo un fuerte ataque.

Kiev recuperó la pequeña aldea en la región sureña de Zaporizhzhia en agosto del año pasado en lo que aclamó como un gran éxito en la contraofensiva contra las fuerzas rusas.

Desde entonces, Robotyne ha sido atacado implacablemente por las tropas rusas y es uno de los principales puntos críticos del frente sur.

Volodymyr Zelensky visitó la aldea de Robotyne, en la frontera sur de Ucrania
Zelensky saluda a un soldado durante su visita a la aldea de Robotyne, en la frontera sur de Ucrania

“La región de Zaporizhzhia. Robotyne. La ubicación de la 65.ª Brigada Mecanizada. Hablé con los defensores, les agradecí y les entregué premios estatales”, dijo Zelensky en las redes sociales. “Es un honor estar aquí hoy”.

Un video publicado en Facebook mostró al presidente en uniforme reuniéndose con soldados en una habitación oscura que parecía un sótano subterráneo.

“Tengo el gran honor de estar aquí hoy para recompensarlos porque tienen sobre sus hombros la misión tan difícil y decisiva de repeler al enemigo y ganar esta guerra”, dijo Zelensky a los combatientes.

“Les deseo la victoria, quiero recompensarlos y deseo que hagan todo lo posible para lograr esta victoria lo antes posible”, dijo.

La 65.ª brigada encabezó el asalto a la aldea el año pasado.

Si bien la reconquista de Robotyne fue aclamada como un éxito de la contraofensiva de Kiev, el intento de Ucrania de recuperar el territorio perdido ante Moscú se ha desacelerado desde entonces.

Volodymyr Zelensky visitó la aldea de Robotyne, en la frontera sur de Ucrania
Zelensky junto a soldados

Contraataque ucraniano

En otro frente, la Marina ucraniana afirmó hoy que, en relación al inicio de la invasión rusa, las actividades de la flota rusa del mar Negro se han visto “complicadas en gran medida o incluso paralizadas”.

El portavoz de la Marina, el capitán Dmitró Pletenchuk, declaró este domingo a la televisión pública que, de unos 80 navíos rusos desplegados al inicio de la invasión en el mar Negro, unos 25 han sido destruidos y 15 están en reparación.

De los 80 originales, entre 30 y 35 son “grandes barcos de guerra que suponen una amenaza real con su amplio rango de alcance”, indicó.

No obstante, los repetidos ataques ucranianos contra objetivos rusos en el mar Negro, en particular contra la principal base de la Flota de Moscú en Sebastopol, en la península anexionada de Crimea, han ido reduciendo las capacidades navales rusas.

“La Flota del mar Negro se encuentra (en malas condiciones) desde hace tiempo: aparte de los barcos portamisiles con (misiles de crucero de tipo) Kalibr, no tienen nada que puedan usar contra Ucrania”, aseguró Pletenchuk y añadió que incluso la actividad de estos últimos se ve dificultada por el alto riesgo que supone para ellos atracar en Sebastopol.

En este sentido, la Marina ucraniana informó esta mañana a través de sus redes sociales de que a las 8.00 de la mañana hora local (06.00 GMT) un solo barco enemigo se encontraba en el mar Negro, junto con otro barco en el mar de Azov.

La Marina agregó que dos embarcaciones enemigas se encontraban en el mar Mediterráneo a esa hora, una de ellas un portamisiles cargado con ocho proyectiles de tipo Kalibr.

(Con información de AFP)

La nota Zelensky estuvo “relativamente cerca” de explosiones mientras visitaba a tropas en el frente de batalla salió publicada en Infobae

  • Categoría de la entrada:Actualidad